El consumidor de vinos y bebidas alcohólicas está acostumbrado a leer la graduación del contenido de las botellas expresado en las etiquetas de esta forma: en una de whisky, 40 % Vol.; en una de vino, 11 % Vol aprox. Esto significa contenido de alcohol absoluto (en volumen) de un 40 y un 11 %, respectivamente.

(Hemos puesto ejemplos medios; ambas bebidas pueden tener otros contenidos alcohólicos.) Sin embargo, en la expresión corriente y en la mayoría de los recetarios, el contenido alcohólico se expresa en grados centesimales, por la aceptación, casi general en Europa, del alcoholímetro de Gaylussac, que lo mide así.

Según este sistema de medición, se habla de un whisky de 40º o de un vino de 11º cent. (centesimales); pero lo de cent. suele suprimirse y queda el grado (º) sin más la expresión de contenido alcohólico en grados de la escala Cartier, que aún se encuentra en ocasiones, ha caído en desuso.

Hemos querido advertir al lector de algo que probablemente ya sabe, para evitar cualquier posible error de interpretación.