El Glühwein es una bebida alcohólica que se compone principalmente de vino caliente con especias y que es muy popular en Austria y Alemania. Tradicionalmente se toma durante el periodo de Adviento, correspondiente con los fríos meses de noviembre (finales) y diciembre, por lo que un vaso de esta bebida caliente suele resultar muy reconfortante.

Es la bebida más típica de los Weihnachtsmärkte (mercados navideños) alemanes.


Historia 

Es razonable pensar que esta bebida tenga su origen en el Conditum Paradoxum al que alude Apicio en su libro de cocina. En la Edad Media era muy habitual beber vino especiado frío como el Clairet o el hipocrás, que contenían diferentes especias que posiblemente nos recuerden al Glühwein de hoy en día.


Composición 

Para la elaboración del Glühwein se emplea tanto vino tinto (más típico en Alemania) como vino blanco (Italia y Austria) y los ingredientes añadidos suelen ser generalmente canela, clavo, cáscaras de limón y anís estrellado. Para su elaboración, se calienta todo ello sin dejarlo hervir y se le añade azúcar al gusto.