El vino se está haciendo un hueco en el mercado chino y prueba de ello es que entre 2004 y 2008 su consumo se ha disparado un 64,5%. Los caldos de primera calidad han tenido un crecimiento estimado del 157,5% entre 2005 y 2010, hasta alcanzar el 50% del consumo total de vino, según datos facilitados por la Asociación Industrial de Bebidas Alcohólicas de China.

 

Si bien el consumo mundial de los caldos cayó un 3,6% interanual en 2009, el gigante asiático espera convertirse en el octavo país con mayor consumo de vino en el mundo a finales de 2011. Según datos de la Organización Internacional de la Viña y del Vino (OIV), el consumo mundial en 2008 se situó en los 245,2 millones de hectolitros. Sin embargo, para los estándares de otros países, el consumo de esta bebida en China sigue siendo bajo, ya que se bebe alrededor de medio vaso por persona al año frente a los 80 vasos de media que degustan los australianos.

El presidente de la compañía vinícola china Dynasty Fine Wines Group explica que hay pocos lugares disponibles para los viñedos en China y que se trata de un mercado relativamente joven, pero puntualiza que los consumidores están empezando a disfrutar de ellos. "La demanda es creciente y el mercado potencial es enorme", señala Bai. China se situó en 2009 como el octavo mayor productor mundial de vino con un 4,5% del total, por detrás de países con una larga e importante tradición vinícola como Francia (17% de la producción mundial), España (13,1%) y Estados Unidos (7,7%).
Fuente: libertaddigital.com