Por Carlos Rodríguez. Está al orden del día que grandes almacenes o superficies programan habitualmente eventos y promociones sobre ciertos países, continentes o cualquier otra fórmula que se os ocurra donde dicen traer lo mejor de su gastronomía. Nada más lejos de la realidad.

 

Hace unos días compré algunos vinos en una de estas promociones sobre paises europeos que no hizo más que reafirmarme en la vanalidad con la que se organizan y sobre todo en el desengaño y flaco favor que puede llevarse el consumidor final sobre todo el desconocedor del potencial vinícola de dichos paises. Mucho consumidor de estas ferias cree a pies juntillas que si lo dice tal gran almacén o superficie debe ser cierto y ello lleva a crasos errores o impresiones haciendo a esa zona vinícola un flaco favor.

Además el portfolio en estas promociones es escasísimo y de muy baja calidad, en cuanto a los vinos se trata (de momento del resto no opino) pongo un ejemplo: a Francia la pueden representar una serie de Burdeos y Borgoñas de cuarta división y algún vin de pays, algún sauternes.... y ya está, un claro catálogo del panorama vinícola francés, muy definitorio y así podriamos seguir con Italia, con Alemania,etc, etc.

Flaco favor hacemos si intentamos promocionar el vino entre el consumidor generalista no introducido en el mismo, las impresiones que tendrá serán de unas conclusiones claramente antagónicas de la realidad vinícola. Se quedarán en algunos casos más cercanas a jarabes de cereza que a vino.

Sirvan 3 ejemplos donde sólo uno se podría librar de la hoguera:

J.P. Chenet Cabernet-Syrah 2007, vin de pays d'Oc concretamente en el Languedoc-Roussillon, la nariz no es muy limpia y se queda en un conjunto de cerezas caramelizadas junto con palo de regaliz, la boca es muy sencilla y de nuevo muy caramelizada. Más propio de un jarabe que de un vino.

Tiberio 2006, Sangiovese colli della Toscana Centrale, un vino que se queda tanto en nariz como en boca en sencillez, ligera fruta roja y plano, sin matices que aportar. Sí claro, muy fácil de beber pero para no aportar nada.

Festigia Merlot 2007, Vrhunsko vino, viñedos occidentales de Istria, Croacia. En copa se muestra cereza de capa media intenso y vivo. En nariz fruta roja, en concreto mora, cerezas, grosellas y mermelada de fresa. Cacao, tostados cremosos, nariz fresca, golosa y caramelizada, con claras notas de vainilla. En boca los taninos están pulidos, de nuevo es goloso, largo, fruta roja, especiados, vainilla y resulta fácil de beber. Final ligeramente amargo. El conjunto se trata de un merlot distinto, simpático y muy por encima de los otros dos vinos.

Creo que queda claro lo que quería transmitir y sólo me queda esperar que tenga alguna sorpresa con algún otro vino de dicha cesta de la compra que queda por mi bodega, esto me pasa por ser tan curioso por probar y probar vinos.

CARLOS RODRIGUEZ

ROCO WINES