Autoridades federales han comenzado una investigación en la venta de vinos de colección posiblemente falsificados. De acuerdo al matutino, el caso involucra a coleccionistas de vinos, casas de subastas como Christie's de Londres y Zachys de Nueva York, así como importadores y comerciantes de vinos de excepción. Un Gran Jurado federal en Nueva York y la división de fraude de arte del FBI investigan el caso. Las casas de subastas mencionadas en el artículo declinaron referirse a la investigación criminal, pero señalaron que toman todas las medidas del caso para evitar que el vino que venden sean falsos.

 

"Tomamos en cuenta la historia de cada botella, su origen, su apariencia y quien la ha mantenido en su propiedad" , señaló al periódico Richard Brierley, el encargado de las subastas de vinos en Christie's.

El especialista señaló que la casa de subastas ha incrementado la vigilancia a la luz del aumento de la cantidad de vinos que se vende por más de mil dólares por botella.

"En el pasado se trataba sólo de las cosechas más difíciles de encontrar. Pero ahora, con más y más vinos dentro de la categoría de más de mil dólares, hay más oportunidades para la falsificación", agrega.

El artículo cita también el caso de William Kock, presidente de la firma de minería y energía Oxbow, quien demandó a un comerciante alemán de vinos, Hardy Rodenstock, por la venta de un vino falsificado que habría pertenecido a Thomas Jefferson, presidente de EU muerto en 1826.

Los abogados del comerciante rechazaron las acusaciones y explicaron que la responsabilidad corresponde a quienes le vendieron el vino directamente a Koch y no al coleccionista alemán.

La noticia de la investigación se conoce en momentos en que las ventas de vinos de colección aumentan con fuerza.

Christie's vendió nada menos que 58 millones de dólares en vinos de colección el año pasado, mediante 44 subastas en Nueva York, Los Angeles, París y Londres, así como subastas en Internet.

Zachys vendió cerca de 35 millones de dólares el año pasado, más del doble de los 15 millones de dólares del 2003.