Dentro de nuestra serie de artículos de tecnología aplicada a bodegas, abordamos la Facturación Electrónica. Un artículo fácil y sin tecnicismos que te mostrará como eliminar la información en soporte físico, haciendo uso de una de las soluciones tecnológicas más demandadas por el sector.

 

¿Qué es?

La transmisión, ya sea de proveedor a empresa, o de empresa a cliente, de la información por vía electrónica, necesaria para poder realizar la gestión de pagos y/o cobros.

¿Cómo funciona?

A través de los portales de facturación, que simplifican y controlan la transmisión de los documentos electrónicos y permiten el uso de impresoras virtuales o sistemas de impresión remota para el envío telemático de documentos entre la red de proveedores y clientes.

¿Para qué sirve?

. Facilita el tratamiento de la información. A partir de las facturas en formato electrónico, se recuperan la información de forma inteligente, con el fin de realizar su integración en los sistemas contables y de facturación.

. Aumenta el control y la eficiencia.

. Minimiza el número de errores, gracias a la conversión de facturas papel en facturas electrónicas estructuradas, evitando el tratamiento manual y acercándose a límites cercanos a error "0".

. Ahorro de costes (reducción de mano de obra y los asociados con la eliminación del pape y la revisión de errores).

Si desea poner en marcha una solución tecnológica de estas características no dude en contactar con nosotros. Le asesoramos gratuitamente y sin compromiso.