Por Jaime Sanz. Las etiquetas de vino ofrecen una cantidad de datos muy superior a la mayoria de los demas productos. Deben ser muy detalladas porque el comprador tiene necesidad de saber cierto número de cosas sobre el vino - de dónde viene, quién lo produce, a que cosecha pertenece, con qué variedad está elaborado - para poder juzgar su calidad y su valor.

Asi mismo, las etiquetas tienen que respetar la legislación que reglamentan el mundo del vino: control de calidad y autenticidad. Esta última precisión es de una gran importancia puesto que concierne la denominación de origen del vino.

Las etiquetas de los vinos de España
La legislación española especifica las menciones que deben figurar en una etiqueta de un vino de calidad. Existen datos que tienen que aparecer obligatoriamente, otros son optativos y, hay algunas prohibiciones expresas.

- Menciones obligatorias: país de origen, denominacion de origen, contenido en botella, graduacion alcohólica, nombre del embotellador.

- Menciones permitidas: marca, elaborador, variedades, añada, tipo de vino, sello de autenticidad, nombre del viñedo, tipologia del vino, analisis o cata.

- Menciones prohibidas: la palabra vino, mención del anhídrido sulfuroso y otros aditivos.

Jaime Sanz.

7 de Copas