Un grupo de científicos de la Universidad Wageningen, en los Países Bajos, y del Instituto Nacional de Salud Pública del mismo país han publicado el resultado de un estudio que revela que los hombres que toman una pequeña cantidad de vino diariamente pueden aumentar en tres años su esperanza de vida.

Los científicos investigadores evaluaron el impacto sobre la salud y la esperanza de vida del consumo de alcohol a largo plazo en más de 1.300 hombres de Zutphen, una ciudad industrial de Holanda. El estudio se inició en 1960, y han evaluado a los participantes cada 10 años, mediante encuestas sobre sus hábitos alimentarios, consumo de alcohol, tabaquismo, peso, analizando también la prevalencia de infarto de miocardio, ictus, diabetes y cáncer.

Los resultados han mostrado que los hombres consumidores de un vaso diario de vino tienen las tasas más bajas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares o por otras causas, y unos beneficios muy superiores en comparación a los registrados con otras bebidas. Los resultados de este estudio, realizado durante cuatro décadas, se suman a los de otras muchas investigaciones, realizadas por médicos y nutricionistas, que presentan los posibles beneficios para la salud de un consumo moderado y continuado de vino.

FIVIN tiene entre sus objetivos la divulgación de la labor científica en la investigación sobre la relación entre el vino y la salud. Esta actividad divulgadora está sujeta a mecanismos que proporcionen en todo momento a los medios de comunicación información técnica rigurosa y fiable.