El vino ha creado a su alrededor una imagen que trasciende lo meramente gastronómico. La asociación del mismo a la buena comida, al hedonismo, a cierto estatus económico elevado, ha hecho que el estereotipo del consumidor de vino cambie socialmente. Si a eso añadimos la vinculación con factores beneficiosos para la salud y la cultura mediterránea, ya tenemos un halo propio:

- Hedonista.

- Enraizado en la cultura familiar.

- Beneficioso.

- Informal: "Hacer amigos". Chiquiteo / tapa.

- Formal:
* Proyección social
* Prestigio cultural
* Moda

 


VINO BLANCO

Se percibe como:
- MÁS LIGERO.
- SE TOMA FRíO.
- INSERTO EN UNA MENOR CULTURA VINíCOLA.
- CAMBIOS EN LOS ÚLTIMO Aí‘OS.


Se comienzan a apreciar cambios en los gustos:
- VARIETALES.
- FERMENTACIíÓN EN BARRICA.


VINO TINTO

Se percibe como:

- EL VINO CON MAYÚSCULAS.
- EL QUE SIEMPRE HA EXISTIDO.
- EL QUE PARTICIPA DE UN MAYOR NÚMERO DE ATRIBUTOS POSITIVOS:
* SALUDABLE
* CRIANZA Y RESERVAS
* VINOS JÓVENES
* AÑADAS MíTICAS
* QUEDAR BIEN / ACEPTADO

Últimamente comienza a conocerse como innovador: varietales.