Hoy presentamos al lucense José Alvarez-Ude, colaborador de la nueva sección Enoturistas. La sección abordará rutas y propuestas de un sector en auge que cada día encandila a más personas. José es apasionado del vino, Diplomado en Turismo, ha cursado estudios de Historia y está especializado en Turismo Enológico.

Empecemos por el principio. ¿Que es el turismo del vino?

El turismo enológico es el área del turismo que tiene como centro de la actividad el vino y las actividades relacionadas con el mismo, desde la visita a una bodega, un viñedo, un museo, un centro de interpretación, o una cata, ya sea de forma independiente o realizando estas actividades realizadas de manera conjunta. Por norma general el turismo del vino viene acompañado de una serie de actividades complementarias, como la gastronomía, el entorno natural, los recursos culturales, o los  conjuntos monumentales. Ya que estos centros turísticos suelen estar situados en áreas rurales.

Se trata de un turismo de reciente aparición, de hecho la palabra enoturismo no se encuentra en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Aunque las visitas a bodegas o entornos naturales donde predomina el viñedo y la cultura del vino son importantes desde épocas antiguas. Los conceptos de vino y turismo sin embargo están muy relacionados ya que dotan al núcleo receptor de una imagen y una identidad propias. Es un tipo de turismo que practican diferentes tipos de personas, desde un turista profesional con un alto conocimiento del producto, que sabe lo que busca, hasta el turista curioso que llega al lugar casi por casualidad, y no tiene un conocimiento amplio sobre el tema.

El turismo enológico está en muchas ocasiones asociado al concepto de rutas del vino, siendo este último una actividad de las múltiples que abarca el turismo enológico, pero es este el tipo de turismo del vino más desarrollado, ya que no abarca solo la actividad vitivinícola, sino que incluye actividades como el senderismo, visitas culturales o turismo de la naturaleza. Sin embargo, El turismo enológico es aquel en el que el visitante se dirige a un destino con un objetivo concreto que es la visita a una bodega o centro de interpretación del vino y aprovechando la estancia en el lugar realiza otras actividades complementarias, que pueden tener un mayor o menor peso en el viaje dependiendo del interés que tenga el visitante, y de si va acompañado por su pareja, amigos, familia, o se trata de un viaje en grupo.

Un cordial saludo,

José Alvarez-Ude