Una treintena de empresarios de diversos países, han apostado por Méntrida y Jumilla para desarrollar sus proyectos vinícolas. Han constituido la sociedad española Capital Vino, que se dedica a la identificación de oportunidades en el mundo del vino, su promoción y su gestión. Como primer producto tienen el  vino Adamá 2004 (D.O. Ribera del Duero), del que se han elaborado 14.000 botellas. La intención de la sociedad es estar en diversas zonas vitivinícolas de España. Sus próximos proyectos que tienen ya están localizados en Jumilla (Denominación de Origen que se extiende entre Murcia y Albacete)  y Mentrida (Toledo).

La particularidad reside en que Capital Vino no invierten en bodegas, sino en viñedos. Elige las uvas que le interesan y una bodega que le elabore el vino de esa añada bajo la supervisión de un equipo técnico, dirigido por el enólogo Ernesto Franco. Ya están captando capital para financiar los cinco millones de euros necesarios en la producción del nuevo vino. Hay diversos fondos de inversión, particulares y empresas de alimentación interesados.

Gracias, o debido a que, el precio de sus vinos es elevado (en torno a 30 euros por botella), la distribución de estos nunca se realiza a través de grandes superficies, sino mediante tiendas especializadas y restaurantes. La buena acogida que ha tenido Adamá desde su lanzamiento las pasadas navidades, tiene su reflejo en la creciente demanda internacional que esta teniendo, desde restaurantes y tiendas especializadas de Nueva York, Ginebra o Tokio.