Un reciente estudio nos cuenta que más de medio millón de españolas consumen frecuentemente vino, un 22 por ciento de las encuestadas. De hecho, son ellas las que se hacen cargo de comprar el vino en un 43% de los hogares.

- 6 de cada 10 consumidoras recuerdan de forma especial algún vino que hayan probado, pero sólo el 60% de éstas recuerdan su nombre.

- Al hablar del deseo de probar algún vino, apenas el 13% de las consumidoras de vino reconoce que haya algún vino en concreto que les apetezca probar.

- 1 de cada 5 consumidoras recuerda haber visto algún anuncio de vino recientemente, pero sólo la mitad de ellas recuerda de qué marca o denominación se trataba.

- Al pensar en vinos tintos 3 de cada 4 consumidoras piensan en Rioja.

- Al pensar en vinos blancos, 1 de cada 4 piensa en vinos gallegos. Le siguen vinos de Andalucía, Cataluña, Rueda y Rioja (en este orden)

- No se puede hablar de la mujer como consumidora de vino, hay 6 tipos diferentes de consumidoras, cada uno con unas pautas y gustos de consumo muy diferenciados. Son las siguientes Consumidora Curiosa (un 24%), Tradicional (22%), Ligera (17%), Entusiasta (15%), Juvenil (11%) e Indiferente (11%).