La sabiduría popular siempre consideró el vino como fuente de vida.  Hoy día, podemos basar esta presunción en algo mas que en la experiencia milenaria, pues se puede demostrar científicamente que un consumo moderado de vino en las comidas resulta saludable. Lugar del Vino se hace eco de un estudio que demuestra que el resveratrol, sustancia natural que se halla en las uvas y el vino podría afectar a la salud y la supervivencia de los mamíferos. El resveratrol, es una sustancia natural que se halla en las nueces,  uvas y el vino, no sólo mejora la salud sino que también alarga la vida de los ratones obesos que encima se alimentan con una dieta rica en grasas. Eso es lo que se desprende de un estudio científico que publica hoy la revista "Nature" y que sin duda dará mucho que hablar.

Por primera vez se demuestra que el resveratrol podría afectar a la salud y la supervivencia de los mamíferos», en palabras del científico Plácido Navas, que ha dirigido la participación española en este experimento con ratones, al frente de un grupo de investigación de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide, con sede en Sevilla.

Navas subraya que este trabajo se encuentra en fase experimental y aún ha de ser contrastado en seres humanos, sin embargo, ello no quita ningún valor al experimento, que califica de «espectacular», y eso que la prudencia preside el modo de hablar de este investigador español, que recalca a a su vez que el hallazgo no hubiera sido posible sin el esfuerzo de colaboración internacional que ha sido coordinado por la Universidad de Harvard y el Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de Baltimore, con la participación de la ya citada Universidad de la capital hispalense y las universidades Johns Hopkins, Baltimore (Estados Unidos) y Sydney (Australia). Además, han participado los centros de investigación americanos de Pennington Biomedical, Salk Institute y Sirtris Pharmaceuticals.