El hábito de ingerir líquidos en nuestro organismo hace que muchas veces hagamos cosas similares de igual forma. Me explico: bebemos agua cada día varias veces y dado lo poco detectable de su sabor, engullimos sin más. Siguiendo ese hábito, hacemos lo mismo con el vino lo cual dificulta su disfrute. Hoy te explicamos como experimentar la sensación del vino en boca.

Vamos a recordar los cuatro sabores que todo el mundo conoce, pero relacionados con el vino: dulce, ácido, salado y amargo.
? El sabor dulce depende de los azúcares.
? El sabor ácido procede de la acidez frutal del mosto y de las sustancias ácidas desarrolladas en la fermentación.
? El sabor salado, la concentración de estas sales es tan pequeña que resulta difícil detectarla en la cata.
? El sabor amargo: proviene de los taninos de la uva.

En nuestros cursos de cata explicamos:

Fase gustativa Impresión Dominante


- Ataque. Sensación que produce el vino al entrar en la boca Dulcor en la punta de la lengua.

- Evolución en boca Percibimos los ácidos y poco a poco los amargos.

- Final de la boca Se detectan más los sabores amargos.

Que mejor conclusión que lo que decía Talleyrand (experto catador a sus invitados).
"Lo primero que debe hacerse al catar un vino es contemplarlo a la luz; luego hay que remover la copa con un suave movimiento circular para que desprenda sus aromas; después hay que introducir la nariz en la copa para percibir sus perfumes más profundos, y por ultimo... hay que dejar la copa en la mesa y conversar largamente sobre el vino".
Todo lo anterior nos ha llevado a un aprendizaje correcto de la técnica de la degustación, pero no debemos caer en los errores más frecuentes que suelen tener más frecuentes que suelen tener más de uno por creerse ya unos expertos catadores.

Por eso no debéis olvidar:
- Elegir las copas idóneas para la degustación. De cristal transparente fino, sin tallas, con pie para cogerla con comodidad y sin calentar en vino y más estrechas en la parte superior.
- Tener en cuenta la influencia de la iluminación y los colores.
- El vino debe estar bien conservado, tener la precaución de oler el corcho para ver si se detecta algún olor extraño.
- Descorchar la botella con cuidado, cortando bien la cápsula por debajo del resalte del gollete.
- Los vinos deben estar a la temperatura precisa.
* 8º C. los blancos y el cava.
* 15ºC. el vino tinto joven.
* 17º-18ºC. el vino crianza, reserva y gran reserva.

Además del sabor en boca podemos detectar las siguientes sensaciones según su tacto: Temperatura (frío o caliente), astringente, causticidad, quemazón, forma, volumen.