Toda bebida que contenga alguna cantidad de etanol es considerada bebida alcohólica. Las bebidas que abarca este grupo son muchas, e intentando agruparlas, algunas de ellas son: los vinos, cervezas, licores, aguardientes, whiskies, etc. Sin embargo, no todo puede englobarse en un mismo saco, ya que no todas las bebidas contienen la misma cantidad de etanol.

A nivel calórico, el alcohol produce 7 kilocalorías por gramo sin aportar otros nutrientes, como pueden ser las vitaminas, minerales, etc. Para conocer la cantidad de alcohól que contienen las bebidas de consumo habitual se utiliza la siguiente operación matematica:

Gramos de etanol = (G x ml x 0,80) / 100

En la fórmula basta reemplazar la variable G ? por la graduación alcohólica de la bebida. Esta suele visualizarse en la etiqueta de la misma. Donde figura la variable "ml" debe colocarse la cantidad de bebida consumida, expresada en mililitros. El 0,80 reemplaza en la fórmula al peso de 1 gramo de alcohól puro, que es 0,80 g. Una vez conocida la cantidad de gramos de etanol, es muy sencillo calcular su valor calórico. Cada gramo de etanol equivale a 7 kilocalorías.

Admitida la ganancia calórica que el consumo de alcohol implica, la ingesta de alcohol presenta beneficios y contras, según la cantidad consumida diariamente.

Como ventaja se puede decir que con relación a la aterosclerosis, enfermedad que afecta a vasta cantidad de personas, el consumo diario de pequeñas cantidades de alcohol (no más de 24 g/día) aporta al organismo un incremento de la colesterina (HDL), y así protege contra enfermedades coronarias. Por esta razón este pequeño consumo de alcohol puede ser sugerido a personas enteramente sanas.

Las contras que presenta el consumo no moderado de alcohol son muchas y van desde depresión y descordinación, la mala absorción de nutrientes hasta la cirrosis, problemas cardíacos y con otros órganos del cuerpo humano.

Ante la ausencia de contraindicaciones, es aceptable el consumo de hasta 0,7 g de alcohól por kg de peso y día. No se aconseja sobrepasar las tres consumiciones diarias, siendo lo normal que una consumición contenga de 12 a 14 gramos de etanol.

Bebida ml contenido de etanol en G.

  1. Cerveza 100 4.4
  2. Jerez 100 17.0
  3. Licores 100 25 / 38
  4. Sidra 100 3.6
  5. Vino 100 9.6
  6. Whisky 100 34

Los niños, embarazadas y enfermos, no deben ingerir bebida que contenga cantidad alguna de alcohól. Demás está decir que esto también se aplica a personas alcohólicas.

Conclusión, el vino es una alimento que tomado con moderación, nos aporta beneficios a nuestra salud. Los excesos, como de casi todo en la vida, no son buenos.