Por Carlos Rodríguez. Últimamente oigo, comento y hablo con amigos y aficionados al vino de una incongruencia en este mundo vinícola: creo que todos estamos de acuerdo y mas viendo las cifras macro del vino que cada vez se apuesta más por la calidad que por la cantidad pero, día a día sigo encontrándome esa protesta por el precio del vino y esa búsqueda de buen vino a bajísimo a precio.

 

Efectivamente, y más con los artículos que hemos publicado de denominaciones distintas, existen buenos vinos a buenos precios pero, no se puede pretender encontrar buenos vinos a como digo yo, regalados.

Todo esto viene a colación, de que me encuentro muy a menudo rechazo o reticencias por el precio y no hablo de precios altos, sino que se sigue pretendiendo que por un par de euros podamos tener buenos vinos, sin parar a pensar el esfuerzo y el trabajo que supone vendimiar y elaborar un buen vino independientemente de la denominación.
Luego, a pesar, de las cifras macros que citamos anteriormente, la gente se sigue sorprendiendo de que un vino de cierta calidad cuesta 10-15€ o más, y esto creo en mi opinión que es contra lo que debemos luchar.

Efectivamente, existen vinos que no se merecen mas que un par de euros, pero la gran mayoría o un gran numero no están valorados suficientemente, reconozco que existen otros valorados en exceso pero, esto seria tema de discusión otro día.

Desde aquí simplemente intentar que se reconozca el esfuerzo de muchos viticultores, las dificultades que rodean el mundo vino, la gran competencia y que igual que otros productos alimenticios debemos saber valorarlos y pagar por ellos.

Claro que estoy de acuerdo en entrar a valorar si un vino vale que cueste 1000€, pero lo que no podemos pretender es acceder a vinos de calidad a precios muy reducidos.

Todo esto viene, ya que es una situación que me encuentro muy a menudo, insisto, entre "aficionados" al vino, entrecomillado claro está.

Cuándo uno hace bien su trabajo y en este caso elabora un buen vino, cuando menos pagar por él.

Es muy sencillo decir: "no por mucho menos compro este otro", ¿pero, es comparable?

En España, tenemos la suerte, diría yo, de poder seguir disfrutando de vinos de gran calidad a precios comedidos comparados con otros países ya sea Francia, EEUU, Italia, etc donde están más sobre valorados que aquí y por ello no debemos ser reticentes a pagar lo que se merece un trabajo bien realizado.

Saludos

Carlos Rodríguez
Roco&Wines