Por Carlos Rodríguez. Ahora que se acerca el buen tiempo y el verano es momento de comenzar a probar más vinos blancos, y es que el aumento de las temperaturas lo pide. En España tenemos la suerte de contar con magníficos vinos blancos entre los cuáles destaca la DO Rias Baixas con esos albariños fantásticos, con claras notas a fruta blanca, sedosos y frescos. A estos hay que añadirles magníficos chardonnays elaborados en Cataluña, concretamente en la DO Penedés y que no tienen nada que envidiarles a los albariños, y también quisiera resaltar algunos blancos elaborados en la DO Rueda con esas claras notas a melocotón.

 

Y ya que estamos en Abril, como no citar a la manzanilla que es el vino blanco más diferenciado de los que se elaboran en nuestro paí­s. Es un vino ligero, agradable y a la vez seco. Es el momento del año en el cuál aumenta el consumo de este tipo de vino y se coloca en los mejores números del año.

 

 

 

 

No debemos olvidarnos de otros blancos que se elaboran en otras regiones como por ejemplo el Txacoli en Euskadi, y dejando de lado polémicas ya que es el vino más "falsificado" de España pero del que se encuentran magní­ficos ejemplos así­ como de blancos elaborados en el Bierzo a base de Gewurztraminer.

 

 

Otro de los grandí­simos ejemplos de blancos son los que se elaboran en la DO Valdeorras a base de godello y que podemos definirlos como suaves, frescos, sedosos y que se caracterizan por su tonalidad dorada con claras notas verdosas.

 

De todos los blancos que se elaboran en España creo que estos son los más diferenciadores, los más importantes pero sin olvidarnos de los blancos clásicos de la Rioja.

 

Llega el verano, llega la feria de Abril, llegan las temperaturas y llega el momento de disfrutar de la frescura, los aromas, la frutalidad y las sensaciones que nos aportan los estupendos blancos que se elaboran en España.


A disfrutar.

 

 

 

 

Saludos,

 

Carlos Rodrí­guez.

Roco&Wines