El Marqués del Vino no es una novela sobre vino, pero el vino es uno de los ejes narrativos sobre los que se desarrolla toda la historia. El amor por el vino es el proyecto que une a Jean Pineau y D. Camilo Hurtado de Amezaga, situándonos además en una época en la que España se cerraba al mundo, un ostracismo que impedía ver a los bodegueros que el gusto por el vino cambiaba, que Francia estaba elaborando vinos de gran calidad, triunfando en los mercados internacionales, condenando al vino español a los graneles y los vinos rudos y peleones.

 

En este libro hay pasajes realmente atractivos para los amantes del vino, momentos en los que el autor transmite la pasión del bodeguero, de los problemas con los que se encuentra tanto en el campo como en la bodega o el mercado. Pasajes en los que el enófilo se reconocerá catando esas joyas que despiertan sus sentidos.

Rafael Simón, el autor de esta cautivadora novela, nos lleva a catar joyas como el Chateau Laffite que el propio Cardenal Richelieu afirmó ser lo más parecido a la ambrosía de los dioses, del que también se enamoró el rey Luis XV.

Uno de los pasajes más interesantes lo encontramos en las primeras páginas de la novela, cuando un conferenciante transmite sus impresiones sobre los vinos de La Rioja en al Real Sociedad de Amigos del País en Vitoria. El vino de Rioja continúa elaborándose de forma tan rudimientaria como hace cientos de años.

Habla de un vino riojano ramplón en la que poco importa la calidad y demasiado valor tiene la cantidad de litros producidos. Invita así a los bodegueros a hacer acto de contrición y momento de reflexión sobre la situación del vino español, a excepción del vino de Jerez, el cual anda por buen camino. Estas palabras no dejan indiferentes a los más prestigiosos bodegueros y nobles que asisten atónitos a este acto, orgullosos de los vinos de Rioja y con una clara animadversión hacia los franceses, recientemente expulsados tras la Guerra de la Independencia.

En definitiva, un libro para los amantes de la historia y el vino, una novela bien escrita y evocadora donde más de uno llegará a observar, oler y hasta saborear el vino elaborado en sus páginas, disfrutando de las conversaciones de sus personajes e indagando en la historia de España y la evolución del vino español.

 

Autor: Rafael Simón

Editorial: Carena

ISBN: 978-84-92932-83-2

Número de páginas: 574