Los minoristas y restaurantes con licencia del Estado de Nueva York ahora pueden comprar directamente a los productores que se encuentren fuera del Estado a través de Internet, según un abogado del estado de Nueva York. Thomas Donohue, el abogado para la autoridad responsable de los productos alcohólicos, ha dado luz verde al uso de las nuevas tecnologías que permiten a Nueva York ofrecer a los intermediarios nuevos beneficios comerciales sin cambiar en esencia es sistema estatal de los tres escalones. Una tienda o restaurante interesado en comprar, por ejemplo, seis botellas de un vino de edición limitada de una tienda podrá solicitarlo por Internet visitando una página que contiene todas las empresas que participan en el programa.

Instantáneamente tiene lugar una transacción en la que el pedido se dirige a un mayorista preestablecido a quien la bodega factura por la compra. El productor envía directamente las botellas al comprador.

Paul Mabray es el director de esta compañía, Inertia. A su parecer, la aprobación del Estado de Nueva York es completamente novedosa. Actualmente mantiene contacto con cinco mayoristas, de los que dos han manifestado interés en entrar en el programa.

Después de debutar su sistema en Nueva York, Mabray espera introducirse en California, Arizona, el Estado de Washington, Texas y Florida el año que viene.