Gabriel Iezzi y Victor Varone, son los titulares de Iezzi & Varone, desde hace más de 18 años se dedican a brindar servicios de asistencia legal y tienen una basta experiencia en el ámbito de los accidentes de tráfico. Ellos son los creadores de El Ángel Guardián, un novedoso servicio para bebedores.

 "Si toma no conduzca, llámenos" es su slogan. El Ángel Guardián fue creado con el objeto de brindar seguridad a conductores que no se encuentren en óptimas condiciones para manejar. Es un Servicio Integral de Protección que funciona ante la eventualidad que vos o los tuyos no puedan conducir su propio automóvil. Consiste básicamente en contar con un Conductor Auxiliar Profesional.

Esto nos permite salir seguros, sin la preocupación, en caso de un inconveniente físico, por ingesta de algún medicamento, o bien por exceso de alcohol. También nos permite como Padres estar tranquilos cuando nuestros Hijos adolescentes salen con un vehículo.