La bodega catalana Miguel Torres ha pedido al Tribunal de Justicia de la UE que anule el registro comunitario de cinco marcas españolas de vino por incluir el término torre. Se trata de los vinos Torres de Gazate (Ciudad Real), Torres de Frías de Bodegas Cándido (Burgos), Torres de Benítez (Cuenca) y TG-Torre Galatea, de la Fundación Gala-Salvador Dalí, con sede en Figueres (Gerona). Otra marca impugnada es Torre Albéniz, de Aranda del Duero.

 

La bodega catalana alega que todos esos vinos entran en conflicto con su marca Torres, registrada con anterioridad. Miguel Torres ha aludido a la notoriedad de su marca en la UE, 'lo que refuerza el carácter distintivo del término torre en otros vinos'. Según la demanda, existe riesgo de confusión entre sus marcas y las que ha impugnado por estar presentes en el mismo sector de producción.