La Denominación de Origen Montilla - Moriles extiende sus dominios por todo el sur de la provincia de Córdoba, comprendiendo las localidades de Doña Mencía, Montalbán, Monturque, Nueva Carteya, Puente Genil, Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernán - Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor y Santaella.

En la zona geográfica de la misma se cultivan diferentes variedades de uva entre las que destacan Airén, Moscatel, Pedro Ximénez, Torrontés y Baladí. Los vinos producidos en esta zona, los denominados Finos, son de color pálido, secos y ligeramente amargos, con cierto aroma almendrado. Los Amontillados son secos y de intenso aroma avellanado, de color ámbar u oro viejo.

Los Olorosos son vinos de mucho cuerpo, aterciopelados, aromáticos, secos o ligeramente abocados, de color similar al de la caoba. Los Palo Cortado son semejantes a los Amontillados en su aroma y a los Olorosos en sabor y color. Los Raya son parecidos a los olorosos, pero con menos paladar y aroma. Los Pedro Ximénez son vinos dulces naturales obtenidos a partir de uva soleada de esa variedad, de color rubí y muy ricos en azúcares. Los Moscatel son vinos dulces naturales que se obtienen a partir de mostos de esa variedad.