Por Cristi Espinar. Uno de los aspectos que tienen más importancia en la creación de un vino, y no siempre se le da, es el diseño de la etiqueta. Si no me cree, observe 5 minutos como eligen los clientes los vinos en un lineal de una gran superficie. Ante el desconocimiento de marca, la imagen condiciona la compra más del 60%.

Esta labor deberí­a verse encuadrada dentro de un plan de marketing previo. Como podemos constantar que pocas bodegas ocupan tiempo y dinero a hacerlo, quizás estos aspectos puedan resultar de ayuda.

- Imagen global / Carácter de marca: una marca ampara a sus productos. Mantener cierta coherencia estratégica entre padre e hijo ayuda a la identificación por parte del consumidor. Los grandes vinos franceses lo tienen muy en cuenta.

- Iconografí­a: a veces, una imagen vale más que mil palabras. Una foto de una pizza en un rosado puede atraer mucho más que la mejor de las descripciones.

- Tipografí­a: usar fuentes tradicionales no atrae. Las tendencias actuales del mercado van encaminadas a caracteres informales o atí­picos. A veces, se emplean alfabetos no latinos.

- Carácter / Estilo: moderno, clásico, innovador, provocador. La tipologí­a de vino y su precio ya condiciona en gran medida estos aspectos pues hay normas no escritas en los prejuicios de los consumidores.

- Identidad. Origen. Nombre de la bodega: no siempre resulta útil relacionar producto y bodega. A veces, los nombres de las zonas, terrenos o la historia de la bodega muestra singularidades. Sin embargo, en otros muchos casos, cansan. ¿Cuantos marqueses de tal y cual existen?

- Marca "paraguas" - Marca del vino: el naming es una de las piezas fundamentales de un vino. Sonoridad, facilidad de recuerdo, estética, posición. Quizás uno de los principales aspectos a considerar.

- Impacto Visual: color, forma, lugar. El impacto visual se conforma con la suma de múltiples aspectos que debemos considerar y que no siempre son fáciles de anticipar. Someter la misma a la opinión pública (hoy en dí­a es fácil con Internet), puede ayudar.

- Diferenciación - Posicionamiento: no se puede crear una etiqueta sin pensar en el público, mercado, sector, al que va dirigido.

- "Concepto": un vino es la consecuencia del trabajo de un equipo durante meses. Ha sido creado pensando en un concepto que represente la filosofí­a de la bodega, considerando el terroir, la variedad de uva, la elaboración y posibles coupages. La etiqueta, debe reflejar en cierto modo eso.

- Información: mostrar descriptivamente las cualidades de un vino es un arte. Gira la botella y observa las notas de cata, cada palabra es seleccionada delicadamente.

- ¿Internet?: si la etiqueta es el referente del producto, ¿por qué no publicitar o proporcionar más información? La dirección de tu web o blog, tu twitter o facebook, un mail o incluso un código QR puede ampliar la información al lector. En mi opinión, imprescindible.

Cristi Espinar