Tiramos varias botellas cada semana y algunas son muy elegantes, originales. Todo bricoMan / bricoWoman se sentirá orgulloso cuando consiga hacer de algo que iba a acabar en un contenedor de reciclaje un elemento de decoración. Hoy, te presentamos dos ideas para convertir tus botellas en floreros o lámparas de techo. Y el corcho, no lo tires, también tiene aplicación decorativa tal y como leerás a continuación. Combate la crisis con ideas. Te animas!

Floreros:
Puedes hacerte unos curiosos jarrones para flores. Están hechos con las botellas de champagne a las que les cortas el cuello y posteriormente se lo pueles a mano.

Lámparas de techo y de mesa:
Con esa botella tan original y que te costó tanto conseguir puedes hacer una lámpara hecha con una botella de champán (lámpara de mesa) o varias de vino. Sólo necesitas un kit eléctrico que puedes encontrar en cualquier casa de electricidad. Si prefieres agujerear la botella para pasar el cable tendrás que utillizar con mucho cuidado una broca especial para vidrio o llevarla al cristalero para te haga el agujero.

Cuadros o mesas con corchos:

Coge un cajón de madera, y pega diversos corchos uno junto a otro. Coloca encima un cristal y listo, ya tienes un cuadro. Si el cajón es grande, usa un cristal mas grueso, colócale una patas de madera (las venden en los centros de bricolage) y listo. Ya tienes una mesa baja para el salón.