El vidrio es uno de los clásicos del reciclado. Es un material hecho a partir de arena, sosa industrial y caliza, fundidos en altas temperaturas. Tenemos que aprender a separar las botellas de los tarros en la basura de nuestra casa. Cada tonelada de vidrio reciclado evita gastar ciento treinta y cinco litros de combustible.


 

Portafotos con botellas y alambre:
Lo único que tenés que tener son unos trozos de alambre grueso, varias botellas enteras y usadas (seguro que tenés varias en casa) y algún tipo de piedras decorativas. Luego con un alicate sólo tenés que darle forma al alambre, lo más fácil es hacer una espiral, aunque podés optar por otras formas. Luego calzamos el "portadocumentos" dentro de la botella con las piedras decorativas y listo, ya tenemos una buena forma de decorar nuestras mesas o escritorios colocándoles las fotos que más nos gusten o algún dibujo o nota.