De acuerdo con los datos facilitados por ACNielsen, que controla las ventas a través de los canales de hostelería y alimentación los vinos de Rioja han presentado una tendencia mejor a la del conjunto del mercado del vino con Denominación de Origen en el canal de alimentación y similar en el canal de hostelería. Por tanto, nuevamente se pone de manifiesto la creciente importancia del canal de alimentación para la venta de vino de calidad en general, aunque sin olvidar el mayor peso que sigue teniendo el canal de hostelería, muy especialmente en el caso de Rioja, ya que la hostelería concentra un 63,8% de sus ventas, porcentaje que en los vinos criados alcanza un 68,3%. Aunque en el canal de hostelería Rioja ha mantenido una tendencia similar a la del conjunto del mercado de vino con D.O., hay que destacar el crecimiento de un 2% que han tenido las ventas de los tintos de crianza y de los rosados. Resulta también especialmente significativo el 13% en que han incrementado sus ventas los vinos blancos, aprovechando el importante empuje que en general se ha producido de una demanda orientada hacia los vinos blancos de mayor calidad. En un canal de distribución tan competitivo como el de la alimentación, Rioja ha ganado 1,2 puntos de cuota respecto al conjunto de ventas de vinos con D.O., con crecimientos de ventas tanto en los vinos blancos, como en los tintos jóvenes y en los tintos criados. Estos datos confirman el buen momento de los vinos de Rioja en este canal, situación que se viene prolongando desde hace varios años. Si bien este último año ha resultado en general positivo para los vinos de Rioja, ya que ha incrementado su cuota de mercado dentro del vino con D.O., es preciso señalar el esfuerzo que exige mantener este nivel de competitividad dentro de la gran oferta existente en el mercado español. Rioja, con el 39,4% de cuota de mercado, es seguida con un diferencial de 32 puntos por Valdepeñas y Navarra (7,4%), Ribera del Duero (7,2%), Mancha (4,8%) y Rueda (4,6%). Aunque los vinos de Rioja disfrutan del reconocimiento y fidelidad de los consumidores y de una posición de liderazgo muy sólida tanto en el canal de hostelería como de alimentación, el desarrollo de sus ventas no está exento de riesgos, pues se encuentra actualmente con una oferta creciente y muy competitiva de vinos.