Monforte será la sede, del 13 al 15 de marzo próximo, del II Congreso Internacional de Viticultura en Pendiente que organiza la Consellería de Medio Rural y el Centro de Investigación, Estudio y Valoración de la Viticultura de Montaña (Cervim), con sede en la localidad italiana de Aosta.

El Cervim ha elegido a la capital de la Ribeira Sacra, Monforte de Lemos, para efectuar un nuevo llamamiento en favor de un tipo de cultivo de viñedo que pierde terreno en toda Europa.

Se trata de evitar la desaparición de una forma de vida, de preservar un patrimonio natural y cultural genuino de las regiones en la que todavía se mantiene la denomina "viticultura heroica", es decir, el cultivo de viñedos en bancales, en zonas de fuerte pendiente, donde el trabajo en las vides y la recogida de la uva es una auténtica labor de héroes, como sucede en las escarpadas riberas de los ríos Sil y Miño en Galicia, en la zona de Ribeira Sacra.

La finalidad básica de este congreso, en el que participarán expertos de toda Europa, "es el estudio y la difusión de las características singulares de la viticultura desarrollada en terrazas en zonas de pendiente, como es el caso de la Ribeira Sacra", según señaló el presidente del Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, Xosé Manuel Rodríguez.

La Ribeira Sacra en Galicia y el Priorato en Cataluña son las únicas zonas en España en las que se mantiene la viticultura en bancales. De acuerdo con los datos de la Consellería de Medio Rural, las cerca de 2.200 hectáreas de viñedo que ampara la denominación Ribeira Sacra representan el 5% del viñedo en terrazas que se trabaja en Europa.