¿Será cosa mía o este vino no está bebible? Esta duda asalta a todo comensal no muy puesto en vinos y en la mayoría de las ocasiones, preferimos tragarnos "el mal sabor" que "llamar la atención" en público. Realmente no hay por qué hacer ninguna de las dos cosas. Este artículo te ayudará a discirminar los principales defectos de un vino para actuar con decisión. La educación se presupone y si ambas van de la mano, intercambiar impresiones con un somelier o metre no solo es enriquecedor,  sino que evitará pagar injustamente por un producto en mal estado.

Amargor
Debido a defectos de integración de material vegetal en el mosto (hojas y ramas, racimos podridos, debris vegetales)

Futé
Los malos recipientes de madera portan gustos particulares.
- Madera seca : taninos secantes
- Mala madera: gusto alterado
- Gusto de tapón: barricas mal desinfectadas

Quiebras
Accidentes del vino que se producen siguiendo ciertas condiciones de temperatura, de oxigenación, humedad...Pueden ser:
- Metálicas. El exceso de cobreo de hierro origina una quiebra rojiza o azulada en los tintos, blanquecina en los blancos
- Oxidásica o marrón, provocada en vendimias podridas
- Proteica, de apariencia lechosa en los vinos blancos

Croupi
Gusto aportado por recipientes de madera mal desinfectados o por vinos que han estado demasiado en contacto con sus lías

Eventé
Gusto debido a la transformación de alcohol en etanal, oxidado.

Geranium
Olor procedente de un aporte de ácido sórbico, utilizado como estabilizador, descompuesto por ciertos microorganismos

Flor
Velo blanco formado en la superficie del vino debido a una insuficiencia de azufre

Herbáceo
Gusto procedente de substancias vegetales (hierba, peciolo, hoja o raspón)

Levadura
Olor de pan de miga fresca procedente de vinos fermentados

Lías
Vinos mal trasegados conservados demasiado tiempo en sus lías

Maderizado
Oxidación importante de un vino que se orienta hacia los aromas de madera, caracterizada por un enriquecimiento en etanal

Mercaptano
Olor de huevo podrido procedente de la combinación de azufre en exceso en los vinos conservados sin cuidado, con defectos de aireación

Enmohecido
Desarollo de mohos y de malos gustos a causa de recipientes mal desinfectados

Podrido
Gusto de podrido o fénico procedente de racimos atacados de podredumbre gris

Reducido
Vinos envejecidos durante largo tiempo al abrigo del aire. Este gusto puede entrañar reacciones entre sus componentes y el azufre

Manzana pasada
Este olor se encuentra en vinos blancos oxidados o en vinos con una segunda fermentación dificultosa.

Pimiento verde
Vino de Cabernet Sauvignon recogido antes de su madurez

Pis de Gato
Característico de la variedad blanca Sauvignon Blanc no madura

Ajo/ cebolla
Aromas ligados a defectos de reducción en los vinos o en las plantas recogidas con máquina de vendimia

Olores Lácticos
Problemas ligados a malas fermentaciones y en particular al caso de fermentaciones simultáneas (leche, yogur, sidra, repollo, levadura, cerveza)

Oxidación
Vino fatigado, aireado, olor de quiebra, oxidado maderizado, rancio

Reducción
Producción de compuestos azufrados en el curso de la fermentación alcohólica, de la crianza en madera o por la reacción fotoquímica en el curso de la estancia en botella.

Carácter herbáceo
-Producido por las piracinas
-Por aldehidos y alcoholes de 6 átomos de carbono (hexenol, hexanol)
-Por Benzotiazol.

Y si tienes dudas, déjate asesorar por el profesional del restaurante. La bodega debería restaurar una botella dañada salvo que se trate de la responsabilidad del hostelero (por mala conservación, por ejemplo). Si todos actúan responsablemente, en servicio, calidad y precio, el vino siempre ocupará el lugar merecido de miles de consumidores.