CAE EL CONSUMO DE VINO EN ESPAÑA POR LAS PÉRDIDAS REGISTRADAS EN EL CANAL HOSTELERÍA. Según los datos del panel de consumo alimentario publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, elaborados por la Federación Española del Vino, cae el consumo de vino en España. Durante el primer semestre de 2006 en un -3,5%, hasta los 531 millones de litros, frente a los 550 millones de litros del mismo periodo de 2005. En valores absolutos, se cifra esta pérdida en 19 millones de litros.

Por canales de distribución, son las pérdidas registradas en hostelería (-7,3%), las que arrastran al total consumido, ya que en el canal alimentación se produce un aumento del 2%

Así, el descenso del consumo en el canal extradoméstico, se debe fundamentalmente a la pérdida de 24 millones de litros de vino con denominación de origen (-18,2%). También registran pérdidas los espumosos y cavas (-3,6%) y el capítulo ?otros vinos? (-19,4%). Los vinos de mesa, por su parte, crecen un 1% hasta los 179,5 millones de litros.

En el canal de alimentación, se produce un aumento del 2%, hasta los 230 millones de litros consumidos en el hogar. Aumento que se explica por la evolución positiva de los vinos con D.O. (+7,7%) y de los espumosos y cavas (+24,8%). El vino de mesa, se mantiene estable, con una ligera pérdida del -0,7%. Los datos disponibles en valor para el canal de alimentación, nos muestran un aumento del valor de lo gastado por los hogares españoles en el consumo de vino del 12,5% hasta los 421 millones de euros. Aumenta el gasto de todos los productos.

En definitiva, los datos correspondientes al primer semestre de 2006 se caracterizan por un descenso del consumo de vino en España, debido a la caída registrada en el canal horeca. Dicha caída puede estar muy relacionada, además de con los elevados precios, con las recientes campañas de tráfico. Contrasta, como dato positivo, el aumento del consumo de vino en el canal alimentación, por la buena marcha de los vinos con D.O. y espumosos y cavas.