El termino cóctel viene de la palabra inglesa "cocktail", que significa cola de gallo. El origen no esta muy claro, pero es casi seguro que apareció en los Estados Unidos hacia el siglo XVIII, y su introducción en Europa se produjo en la Exposición Universal de Paris. Se puede definir el cóctel como la mezcla o combinación de dos o más bebidas, alcohólicas o no alcohólicas.

 

Con esta definición deducimos que las elaboraciones son prácticamente ilimitadas.

Los útiles y menaje necesario para la elaboración de los cócteles son: coctelera, vaso mezclador, gusanillo, cucharilla mezcladora, goteros o biteros, cubos y pinzas de hielo, exprimidor de cítricos, puntilla, pajeros, vasos y copas para el servicio, pimenteros, saleros, etc.

Estos enseres se suelen colocar a la vista del cliente, en el mostrador del bar, es lo que se denomina estación central, su montaje se realiza con un paño o servilleta blanca, en forma triangular, y encima los enseres necesarios, también hay que disponer de tabasco, salsa perrin?s, cebollitas, azúcar y elementos para la decoración.
Antes de elaborar un cóctel tenemos que preparar la cristalería que se utilizara en el servicio, esto nos permitirá no perder tiempo una vez terminado el cóctel, así evitando que se agüe el contenido.

La cantidad de hielos que introduzcamos en la coctelera o en el vaso mezclador no tiene que ser muy grande, con 3 ó 4 hielos es suficiente, y no deben ser pequeños, para evitar que se diluyan.