El Gobierno de Aragón, con el patrocinio de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), convoca en un escenario especial y en un momento particularmente trascendente, el Congreso Internacional sobre "Clima y Viticultura". Indudablemente Zaragoza es un escenario idóneo para celebrar este Congreso porque la ciudad se va a convertir en un centro estratégico del debate sobre el agua con motivo de albergar el Secretariado de la Década del Agua de las Naciones Unidas (2005-2015), y de organizar la Exposición Internacional 2008 cuyo tema es "El agua y el desarrollo sostenible".


Además Zaragoza es una ciudad dinámica y moderna situada en el centro geográfico de importantes regiones vitivinícolas del sur de Europa, con zonas donde el efecto climático ha convertido a la vid en uno de los pocos cultivos que permiten mantener la actividad agraria y la población rural y, por consiguiente, donde el efecto del cambio climático puede resultar trascendental.

El clima de un territorio, como sus suelos y otros factores geográficos, incide directamente en el desarrollo de de la vid, en la composición de sus frutos y, en definitiva, en las características de los vinos, de ahí que cualquier estrategia encaminada al desarrollo vitivinícola debe tener en cuenta el clima y su dependencia geográfica, tanto en la búsqueda de una especificidad ligada al territorio basada en la noción de terroir, como en la optima gestión de los recursos derivados del clima.

En este sentido, con el congreso Clima y Viticultura el Gobierno de Aragón abre la posibilidad de recibir aportaciones de la numerosa comunidad internacional de expertos, con el objetivo fundamental de servir de foro de análisis y debate científico encaminado al desarrollo de las regiones vitivinícolas.