Un chupito ó shot es una mezcla de bebidas alcohólicas y sin alcohol que se toma en pequeños vasos y de un solo trago. Normalmente tienen nombres curiosos y sugerentes, y suelen mezclar bebidas que sorprendentemente pueden pegar.

 

Para algunos es una forma ideal de empezar la noche calientes y entre amigos, para otros incluso pueden servir para realizar juegos en grupo. ¿Serás capaz de probarlos todos?
Se sirve en vasos pequeños (de no más de 5 ó 6 cm de alto) y que se suele tomar en grupos, en muchos casos, aunque no siempre, se ingiere de un sólo trago. Los chupitos suelen tener una alta graduación alcohólica y, a veces, requieren de cierto ritual a la hora de tomarlos.

Algunos Clásicos:

El chupito de tequila. Es el clásico. Hace falta echarse sal en el dorso de la mano y preparar una rodaja de limón. Primero se lame la sal, después se bebe el tequila, y por último se chupa el limón. Existe una variante erótica, en la que la sal se pone en el cuello de la pareja y la rodaja de limón en su boca.

Los chupitos flambeados. Aunque los hay de distintas composiciones, todos tienen en común el hecho de que antes de beberlos se les prende fuego, normalmente con ayuda de una cuchara que contenga una bebida de graduación muy alta. Se beben con pajita mientras la superficie aún está ardiendo.

La aspiradora. Se sirve en vaso de tubo. Se agita, se bebe rápido y por último se aspiran los vapores que continúan en el vaso, para conseguir un mayor estado de embriaguez.
En la Gastronomía de Galicia, (Comunidad Autónoma Española) es tradicional el consumir Chupitos de Orujo de Hierbas o de Licor Café, después de una comida.

Los amigos de wikiepedal han elaborado una completísima lista completa de ellos. Practica, inventa, disfruta...