Fermentan a temperaturas bajas y suelen ser espumosas y suaves. Su color puede ir del rubio dorado hasta el negro, en función del tostado de la malta. En este grupo encontramos desde cervezas suaves como la lager Pilsen hasta sabores  más intensos como la especial o la extra.

-Lager Pilsen: de color rubio dorado con reflejos brillantes. Son cervezas refrescantes y ligeras con notas de lúpulo y suave olor a malta.

-Lager especial: doradas con reflejos ámbar. Agradable sabor a malta y buen equilibrio con los amargos del lúpulo. Espuma cremosa.

- Lager extra: de color oro viejo con reflejos cobrizos. Aromas y sabores marcados por el malteado tostado y recuerdos a lúpulo y lácteos. Son cervezas con cuerpo y de espuma cremosa.

-Bock: tonos marrones y reflejos brillantes. Sabores marcados por notas frutales. Cervezas con cuerpo y espuma densa y cremosa. La cerveza Bock también puede ser de alta fermentación.