Dos estandartes rodean al vino de esta Denominación: el Moncayo y el Monasterio de Veruela. Borja como capital de comarca, tiene algunos de los atractivos más destacados de esta zona contigua al Moncayo: la Colegiata de Santa María, el Convento de la Concepción, la iglesia de Santa Clara o en sus proximidades la escuela de Moncin que, desde 1999 es Patrimonio de la Humanidad. No pasamos por alto los diecisiete pueblos que, además de Borja, dan vida a esta comarca y fraguan la tradición vinícola de la zona.

 

Nos referimos a Fuendejalón, donde merece la pena recorrer la zona de bodegas y cuevas privadas excavadas bajo tierra donde antiguamente se elaboraba el vino. Magallón, o Mallén y sus casas solariegas son representativos de los atractivos del Campo de Borja.
Para conocer de cerca la historia de la Denominación de Origen Campo de Borja, es recomendable visitar el Museo del Vino que se encuentra dentro del recinto amurallado del Monasterio de Veruela.

Denominación de Origen Campo de Borja, sus Bodegas:

Bodegas Aragonesas, en Fuendejalón; Bodegas Borsao, en Borja; Crianzas y Viñedos Santo Cristo de Ainzon; Bodegas Bordejé y Bodegas Caytusa, ambas en Ainzón, son visitas imprescindibles para conocer todo lo que rodea al mundo del vino.