El vino se compone principalmente de agua (85%) y de otros elementos como los azúcares, polifenoles, fenoles, proteínas y vitaminas, entre otros.

El principal factor calórico de un vino, aunque no el único, es su graduación alcohólica. Como regla general, un gramo de alcohol equivale a 7 calorías. Si se define como copa estándar una de 10 cl., lo que correspondería a 7 u 8 copas por botella de 0,75 litros, una copa de vino de 12,5 gramos de alcohol proporciona 87,5 calorías.

Por lo tanto, se puede concluir que una copa de vino equivale a entre 80 y 100 calorías, siempre según el tipo de vino.