Por Carlos Martín. Hace unos días, tuve el privilegio de asistir a la Feria de vino FENAVIN en Ciudad Real, comprobando con gran satisfacción, lo que España viene certificando durante los últimos 10 años en cuestión de vinos.

 

Y es que somos actualmente, sin dejarme llevar por orgullo, uno de los paí­ses que mejor variedad y calidad de vinos ofrece en la actualidad a nivel mundial.

España: un paí­s de contrastes
Actualmente los vinos españoles se caracterizan por un marcado contraste, que ofrecen una gran tipicidad de caldos, elevando la calidad media de los vinos españoles; Este éxito puede resumirse gracias a que en los últimos años se viene potenciando los siguientes puntos:

 

Las claves del éxito:

- Mejora de la enotecnia y tecnologí­a enológica: los equipos enológicos españoles, cada vez mejor considerados, cuentan con nuevas generaciones de jóvenes enólogos cada vez mejor preparados, aplicando técnicas enológicas originales, que dotan de frescura e innovación a nuevas creaciones de vinos; además las bodegas, están dotándose y apostando por una tecnologí­a Enológica de última generación, atendiendo al mejor trato de la uva y el vino.

- Apostar por lo autóctono: Muchas bodegas están recuperándose las variedades de uva locales, con las que hace unas decenas de años se mezclaban o no se consideraban cultivares de vid aptos para vinos de excelencia, teniendo en cuenta la polifacética Tempranillo, podemos citar la Prieto Picudo, Mencí­a, Monastrel, Bobal, Verdejo, Albariño, Juan Garcí­a, Garnacha, Gracianos, etc, etc...

- Adecuarse a los diferentes climas: la orografí­a Española permite una gran paleta de climas, con diferentes rigores y caracterí­sticas. Esto ha permitido el desarrollo de numerosas Zonas vitiviní­colas de calidad, Denominaciones de Origen, vinos de la tierra con indicación geográfica, donde se conoce cada vez mejor, y con mayor experiencia, la adaptación de las diferentes variedades de vid, así­ como se ve manifestado en sus vinos, cada cual con gran personalidad e identidad, podemos citar zonas tan afamadas como Rioja, Ribera del Duero, Rias Baixas, Toro, Cigales, La Mancha, El Priorato, Rueda, Bierzo, Navarra, Somontano, Jumilla, entre otras tantas, y sorprendentes nuevas denominaciones de origen y vinos de calidad como los vinos de Utiel Requena(Levante), Bullas (Murcia), los excelentes vinos de la tierra de Sabor Castellana, Tierra de León, Tierra de Zamora, Arribes del Duero, Arlanza, Valles de Benavente, los excelentes tintos segovianos de Valtiendas, así­ como los nuevos vinos de Madrid, Extremadura, etc.. etc...

- Apertura al mundo : el enoturismo: muchas bodegas hace unos cuantos años eran muy herméticas, pero hoy en dí­a se abren las puertas no solo a las instalaciones , sino que se muestra con gran acierto , la personalidad del vino, de las gentes de la zona, en resumen, se potencia y revaloriza, el enoturismo como fuente primordial de la cultura del vino.


Vino contra la crisis

Al igual que se puede afirmar, en cuestión de gustos, que existe un vino para cada persona, en la actualidad, y con los tiempos que corren, podemos asegurar que podemos seguir disfrutando y alimentando nuestra cultura del vino, con magní­ficos vinos de excelente relación calidad-precio. La crisis está haciendo apretarse el cinturón a muchos sectores, potenciado por una gran competencia el sector del vino, y es que detrás vienen nuevas zonas viní­colas con excelentes vinos, y precios muy competitivos, lo cual está estabilizando y regulando los precios de tan noble bebida.

Un cordial saludo para todos los lectores y amantes del vino.
Carlos Martí­n Lobera
enologo@lugardelvino.com