Los bodegas acogidas a la Denominación de Origen "LA MANCHA" incrementaron un 41,6 % sus exportaciones de vino embotellado durante los dos primeros meses del año, llegando a los 2.773.296 botellas, frente a la cifra de 1.958.052 botellas vendidas años atrás.

 

 

Alemania se reafirma aún más en su posición de principal importador de vino de calidad manchego, muy por encima del Reino Unido, llegando a la cifra de 737.040 botellas, lo que supone un 33,8 % más que los exportado entre enero y febrero de 2004, que ascendió a 550.728 botellas.


No obstante, el mercado británico ha sido el que ha tenido un comportamiento más positivo, con un crecimiento del 65,8 %, pasando de las 415.476 botellas del primer bimestre de 2004, a las 689.184 botellas del presente año.


Holanda y Suiza son los siguientes países en la lista de importadores, con 355.860 y 111.504 botellas, respectivamente, mientras que Estados Unidos ocupa el quinto puesto con 105.216 botellas, aunque es especialmente reseñable la diversificación que están alcanzando las ventas de vino de calidad manchego, que en estos dos meses de 2005 han llegado a 31 países, lo que se traduce en una presencia real en prácticamente todos los mercados europeos de interés y en una evolución constante de otros mercados.


Particularmente llamativo es el crecimiento de algunos de los países recientemente incorporados a la Unión Europea en los que la D.O. LA MANCHA ha centrado sus últimas actividades promocionales en el exterior, como es el caso de Chequia y Polonia, que han pasado de 26.292 y 3600 botellas, respectivamente, entre enero y febrero del pasado año, a 89.832 y 35.796 en los dos primeros meses de 2005.