Los vinos espumosos y la champaña van de la mano con cualquier celebración. Ya sea para festejar el año nuevo, una victoria deportiva, un aniversario o una promoción en el trabajo, la burbujeante bebida siempre es bienvenida. Y no tienes por qué gastar mucho dinero para ofrecerla a tus invitados en estas fiestas.

"Hay una tradición de tomar vino espumoso como un elemento esencial de cualquier celebración", dice Bear Dalton, gerente de compras de vinos finos en la tienda Spec's, en Houston.

Si no tienes mucha experiencia con vinos, no te preocupes, Dalton comparte sus sugerencias para elegir la mejor bebida espumosa de acuerdo a la ocasión y a tu presupuesto.


QUÉ ES LA CHAMPAÑA
Dalton explica que la champaña es el vino espumoso originario de Champagne, una región de Francia. Al resto de los vinos burbujeantes, por ley, no se les puede llamar así, aunque sean preparados de la misma manera.

"La única champagne (champaña) es la que viene de esa región", dice Dalton. "Los productores de Champagne producen el mejor vino espumoso del mundo".

No obstante, productores en otros países utilizan el método francés para sus vinos espumosos, muchos son de gran calidad y algunos son muy accesibles para el bolsillo, con precios de hasta menos de 10 dólares por botella.


CUAL ES BUENO
El secreto para reconocer un vino espumoso de calidad está en el sabor y en el aroma, asegura Dalton.

"Debe de saber bien", indica. "Uno debe de poder sentir el sabor de la fruta y, si fue un vino elaborado con el método de Champagne o si es champaña, debe tener un cierto sabor a levadura, a pan tostado", explica.

Dalton agrega que la calidad del vino no se reconoce por las burbujas. "La calidad se mide con el aroma y el sabor", reitera.


PARA EMPEZAR
Si no tienes mucha experiencia con el vino espumoso, Dalton recomienda dos opciones que son ejemplos de bebidas de calidad a un buen precio. La primera es el vino espumoso español Segura Viudas, que cuesta 8.40 dólares la botella. El vino espumoso producido en ese país recibe el nombre de Cava y ?ste "es un Cava clásico", dice.

"Tiene el sabor que deben tener los buenos vinos espumosos de España", explica.

Otra recomendación del experto es Varichon & Clerc Blanc de Blancs, originario de Francia, que cuesta 10.79 dólares y que, según el sitio www.wine.com, es un vino con sabores a pera, manzana, vainilla y pan tostado.

Por su parte, Karen McNeil, autora del libro The Wine Bible (La Biblia del Vino) sugiere el Domaine Ste. Michelle Extra Dry, de 12 dólares y que, dice, es bueno para cualquier ocasión.


EN TU FIESTA
Dalton indica que las sugerencias anteriores son ideales para una fiesta, son vinos de calidad y su precio moderado te permitirá comprar en volumen. Pero si quieres un mejor vino para tu celebración el especialista recomienda Piper-Heidsieck, que tiene un costo de 28 dólares, o la champaña Taittinger, por la que puedes pagar de 35 a más de 100 dólares.


ANTES O DESPUÉS DE CENAR
Los vinos espumosos son normalmente secos, por lo que son ideales como aperitivo. Por la naturaleza seca de estos vinos, es difícil combinarlos con postres. El vino siempre debe ser más dulce que los alimentos, dice Dalton.

El especialista explicó que hay algunas opciones espumosas que combinan bien con el postre, una es el Moet Nectar, que cuesta unos 34 dólares por botella y tiene un sabor semi seco.

El chocolate es una excepción a la regla, ya que cuenta con elementos que combinan bien con el vino.


LA COPA
No sirvas tu vino espumoso en un vaso de plástico. Una buena copa, dice Dalton, puede hacer la diferencia.

"Usar una buena copa mejorar? la experiencia de degustar el vino", dice.

Tradicionalmente, el vino espumoso se sirve en copas largas y angostas o en forma de tulipán (largas, angostas en el fondo y anchas en la boca).


REGALO IDEAL
Una botella de vino espumoso es algo que una persona siempre puede atesorar para una ocasión especial.

Si tu presupuesto es limitado, Dalton recomienda una botella de Varichon & Clerc Blanc de Blancs, que cuesta 10.79 dólares.

Si quieres gastar un poco más puedes comprar un Gloria Ferrer Brut, de 20 dólares y que según la revista Wine Spectator es un vino "complejo con un buen toque de levadura y pan en el aroma".

Otra opción es Piper Heidsieck, que cuesta cerca de 30 dólares y que según Wine Spectator destaca por sus sabores de cítricos, miel y pan tostado.


PARA IMPRESIONAR
Si realmente quieres dar un buen regalo a tu jefe, a tu socio o a alguien a quien aprecias mucho, y no te importa gastar algo de dinero, entonces la recomendación de Dalton es una botella de Dom Perignon.

Posiblemente no sea el mejor, pero definitivamente es el más famoso, indica el experto. La botella cuesta alrededor de 140 dólares.