Las redes sociales han llegado al mundo del vino. permite opinar y compartir opiniones sobre catas personales aportadas por clientes, aficionados o profesionales que aportan su visión sobre distintas marcas y tipos de vino. Como punto fuerte, podemos destacar la originalidad de la iniciativa, la carencia de condicionantes comerciales (de momento), así como la variedad de referencias que se verán reflejadas en pocos meses.

En contra, la subjetividad inherente al sistema, el idioma y la falta de opiniones negativas sobre las referencias. De todos modos, la iniciativa merece una mención y un voto de confianza a la espera de verla en su versión definitiva (aún se encuentra en Fase Beta).