El autor de esta nota es publicista y creador de Hilera, un blog sobre publicidades de vinos. Aquí hace un análisis de este nuevo espacio de comunicación que crece a alta velocidad día a día e invita a los bodegueros y gerentes de marketing del vino a que se replanteen su estrategia en la web.

 

 

La web, señoras bodegas grandes, medianas y boutique, no es sólo la página web. Los periodistas especializados no son los únicos a quienes deben mirar. En la Sociedad de la Información, la web le está dando todas las posibilidades al que elige el vino en la góndola o de una carta de vinos de dar a conocer (o postear) lo que piensa de ese producto a cientos o miles de personas y al momento de beber la última copa. Para muestra de esto pueden visitar Bottle Talk. Para ver que se puede hacer una web de vinos sin mostrar lo de siempre, pasen por acá o por aquí­. Tanto es así­ que Blogpulse, tiene indexados más de 54 millones de blogs con lo que permite saber si algunos de esos millones de blogs han hablado de nuestro vino, por ejemplo.

Los weblogs o blogs son páginas personales donde el autor cuenta, sugiere, informa sobre un tema en particular. Como crear un blog es muy fácil "casi como abrir una cuenta de Hotmail- y si uno desea puede ser gratuito, esta forma de comunicación no se detiene. En 1999 habí­a tan sólo 23 blogs según el desaparecido sitio Infosift de Jesse James Garret. Las Torres Gemelas y la invasión a Irak prendieron la mecha y empezaron a brotar los "warweblogs" donde los ciudadanos podí­an opinar libremente sobre esos hechos. Después empezaron a diversificarse las temáticas. En nuestro paí­s llegan a 2.953 según el directorio Blogalaxia. Entre 15 y 20 blogs en castellano se crean por dí­a. Hay tantos blogs como temas. Si el contenido del blog se vuelve atractivo, comienza a tener seguidores y a crear una pequeña o gran comunidad de lectores. Un dato más que importante para el palmarés de estos sitios si desean incorporar publicidad. En una encuesta realizada en el 2004 a bloggers y lectores en los sitios Tinta China, Blogpocket y Bitacoras se conoció que el 18% de los blogs incluyen publicidad. Según la Internacional Advertising Bureau-Argentina, en el 2006 se invirtieron $40 millones en publicidad online. Esto es un 35% más que en el 2005. Otro dato importante es que el 60% de los internautas (6 millones de personas) ven online el producto antes de ir a comprarlo.

De profesión blogger

Pero... ¿qué vuelve atractivo tener un blog? En el gran paso "como decí­a Kierkegaard- de "ser" a "ser alguien" el blog viene de primera. Justito. Creás una cuenta y empezás a publicar. Muchas veces no importa cuántos te leen. A veces pasa por la necesidad de "mediatizar" el contenido. Eso que uno puede tener cajoneado en un cuaderno, en un archivo de su computadora o en su cabeza. El blog permite "darlo a conocer" primero a uno mismo y si prende a varios, como veremos más abajo. Cuando uno registra un blog en algún directorio y desea elegir la categorí­a se desplazan más de 15 opciones generales pero los blogs se ramifican en diversas temáticas.

En "Internet, la imprenta del siglo XXI", el último libro de Alejandro Piscitelli, se menciona una clasificación de weblogs realizada por Rebecca Blood de acuerdo a los contenidos que desarrollan. Así­ tenemos los blogs, los diarios y los filtros.

-Blogs: algunos son generales y otros hacen foco en algo en particular. El contenido puede ser generado por el blogger o muchas veces se trabaja con información de otros sitios como podemos ver en www.blogdemagia.com

-Diarios: las entradas o post son vivencias personales. Un caso paradigmático es el blog de Martí­n Varvsavsky, quien comparte con sus lectores sus reflexiones y vicisitudes empresariales.

-Filtros: nos ahorran mucho trabajo ya que se ocupan de buscar links y postearlos con un breví­simo comentario. Agrupan y ordenan información como el sitio de Justin Hall, www.links.net

El blog del especialista español Enrique Dans que trata sobre sistemas y tecnologí­as de la información tiene sólo en el Bloglines (agregador o lector unificado de blogs) 3.005 suscriptores y según Technorati, uno de los más consultados buscadores de estos formatos, 8.574 blogs mencionaron alguna nota publicada en su sitio personal. En el caso Darí­o Gallo, periodista de Noticias quien desde su bitácora nos adelanta las tapas de la revista o muy buenos datos, 2.082 blogs citaron alguna de sus entradas en otras páginas. Tiene 148 suscriptores y su blog lleva más de 800.000 visitas. Pablo Mancini, quien escribe sobre ciberculturas y fue uno de los primeros en hablar de Second Life en estas pampas, tiene 124 seguidores en el Bloglines y 3.005 blogs lo mencionaron. Julián Gallo desde su blog Mirá! "que cuenta con el apoyo publicitario de Intel- con más de 1 millón de visitas y 2.998 blogs replicaron algunos de sus increí­bles hallazgos en la web. "Un simple weblog" es el claim de Denker íœber de Mariano Amartino a cuyos post reaccionaron 10,848 blogs y lo siguen dí­a a dí­a 392 suscriptores. Ecuaderno de José Luis Orihuela es otra de esas bitácoras que no pueden dejar de consultarse para auscultar lo que pasa en la web. Con más de 10.000 reacciones en otros blogs, con 1.691 suscriptores en Bloglines más 4.105 lectores desde FeedBurner es un sitio que está en todos "o casi todos- los blogroll que refieren a Internet como temática. Orihuela es argentino pero vive en España por eso su blog no figura en el ranking argento de los 100 más vistos que todos los meses se actualiza desde el sitio Alianzo.

Blogs sobre vinos

Obvia respuesta ante este tí­tulo: según Technorati hay 5.148 blogs sobre vinos en el planeta web. Dada la importancia que tienen estos sitios para dialogar con los amantes del vino, la consultora de comunicación Mark Comunication, especializada en la comunicación del vino, creó el año pasado el American Wine Blog Awards (AWBA) para premiar a los escribas del jugo divino. El objetivo del certamen, que tiene siete categorí­as de participación, es promover esta nueva forma de promocionar el vino y premiar la calidad de información.

Agudizando el olfato se pueden encontrar blogs argentinos sobre vinos. Cuesta llegar, pero hay. Varios tienen dos meses y otros llevan más de un año. Algunos pobres de contenidos y otros con buenos datos. Pero si los comparamos con algunos weblogs especializados de afuera empezamos a notar las diferencias de usabilidad, de buenos enlaces y sobre todo de seguidores. Pero hay que esperar porque esto recién comienza.

Si hay una veintena de revistas que hablan del vino más las secciones gourmet y/o columnas especiales en otras revistas no especializadas, más algunos programas de tele, más algunos programas de radio que hablan del buen vivir llegamos a la conclusión de que hay material humano-escritor o aficionados que relatan el mundo del vino. Por lo que si esa caterva prensera "aunque sea algunos pocos- decide ser blogger podrí­a tener un contacto directo con sus lectores. Imaginen a Brascó posteando la opinión del vino que tomó anoche más una foto sacada en ese preciso momento con su celular. No quiero pensar los muchos seguidores que podrí­a llegar a tener. Hoy Brascó aparece mencionado con sus 10 máximas sobre el vino en un post de un blog sobre tecnologí­a :)

El blog, como formato de comunicación, le viene de maravillas al vino. Su instantaneidad de publicación, su ubicuidad para subir el post (se puede hacer desde un celular), su compatibilidad para emplear cientos de recursos gratuitos diseñados exclusivamente para los blogs, su costo cero. Si no es un personaje conocido del ambiente wine puede ser un ignoto sommelier con muy buena data y cierta habilidad para contar las ideas. Este formato les da a todos la posibilidad tecnológica de llegar a cuatro o a miles de lectores.

La mayorí­a de los wineblogs en inglés "para muestra pueden ver el premiado con el AWBA Dr Vino- son diarios personales de periodistas o entusiastas que viajan mucho, salen bastante y toman otro tanto. Todas esas vivencias las van apuntando en sus blogs. Notas de degustación con la correspondiente foto casera de la botella más alguna que otra foto social de amigos conforman los post. La naturalidad de la imagen (sacada muchas veces con el celular), de la redacción y un diseño básico y predeterminado logran transmitir un sello personal, una naturalidad propia de este medio que está revolucionando la web. "Decididamente (los blogs) son el corazón de la red", escribe Piscitelli.

Lista de blogs argentinos relacionados con el vino. Apuesto que dentro de unos meses esta lista comienza a agrandarse.

Nombre URL Descripción
De Catas http://decatas.blogspot.com El espacio de los amigos del buen tomar: Fideo, Laucha, Macana, Juampi, Martí­n y Agustí­n
South American Wine Group http://sawg.blogspot.com Noticias sobre el vino.
Las Fincas http://www.lasfincasvinoteca.com Es el blog de la vinoteca Las Fincas. Además de las novedades del negocio, se incluyen noticias de las bodegas.

Vinoteca Virtual de Rosario http://vinotecarosario.blogspot.com Un uso similar al blog de Las Fincas
Notas sensoriales sobre el vino
http://mercedezbotana.blogspot.com Blog personal de Mercedes Botana.
Vinos de Argentina http://vinosdeargentina.blogspot.com Blog sobre noticias del vino.
El Malbec http://elmalbec.blogspot.com/
Noticias sobre la elaboración, producción y promoción de vinos argentinos y de la región.

Caminos del Vino http://www.caminosdelvino.com.ar/blog.html Noticias, turismo y cursos de degustación.
Argenvino http://argenvino.blogspot.com/ Noticias sobre el vino.
Vines of Mendoza http://www.vinesofmendoza.com/blog/ Blog institucional. Enfocado al mercado exterior.
Charlas sobre vinos http://charlassobrevinos.blogspot.com/ Información y consejos sobre vinos.
Vení­ que hay vino http://veniquehayvino.blogspot.com/ Información y consejos sobre vinos. Está online pero no actualiza. Fue el antecedente de lo que hoy es www.argentinewines.com
VinoDivino http://vinosdivinos.blogspot.com/ Fichas técnicas de vinos.
AWFAN http://awfan.blogspot.com/ Misceláneas del vino y del buen comer. Está online pero no actualiza. También fue un antecedente de Argentine Wines.
Hilera www.lashileras.blogspot.com Dedicado a la publicidad del vino.


¿Deben tener las bodegas un blog en su web?

El 28% de la población tiene acceso a Internet. Pero la banda ancha es la clave en todo esto. Según el informe DigiWorld publicado en el sitio de la Fundación Telefónica, se espera llegar a 53 millones de usuarios de Banda Ancha en Latinoamérica en 2010. En Argentina, según se publica en el portal Educ.ar "mayo de 2005 es la fecha en la que la tendencia de acceso a internet por dial-up declina. Hasta ese momento el segmento más importante fue el de los usuarios de dial-up pero, a partir de ese momento, el de banda ancha es el que dispone de una mayor cantidad de usuarios, con 584.781 cuentas". Si bien aún es baja la cifra tiene un potencial de crecimiento muy elevado. Comparando 2004 vs 2005 el crecimiento en Latinoamérica de los accesos por banda ancha fue del 85% de un año a otro, llegando a los 8,83 millones de usuarios que acceden a la red a mayor velocidad.

Otro dato que suma: ya se habla de la web mobile 2.0. Esto es lisa y llanamente que desde los celulares se podrá hacer todo lo que se puede hacer desde una pc. El 83% es el porcentaje de cobertura de telefoní­a móvil en nuestro paí­s.

Los números indican que hay mucho para crecer en la web. Y las bodegas no están aprovechando la dinámica de comunicación que ofrece Internet y sus variadas aplicaciones. Al parecer la única propuesta es un sitio pesado en contenidos, que tiene que servir para mercado externo, interno y para que los vendedores bajen las fichas técnicas de los vinos, lleno de anécdotas fundacionales y con una prosa poética, pegajosa... algo que en conjunto termina siendo un pleonasmo. Y lo más importante no está: poder comprar en la propia bodega y recibirlo en la propia casa. Afuera, algunas bodegas para no afectar la relación con sus canales derivan desde el sitio la compra en una vinoteca online o proponen una serie de alternativas para que el usuario elija. Pero lo bueno de esto último es que no se pierde a esa persona que llegó hasta el sitio.

Las bodegas deberí­an pensar una estrategia para la web como piensan una estrategia para otro medio. Esto es lo primero antes de preguntarse si hay que tener o no tener un blog. Ojo, primero fue la demanda del sitio web. Prontí­simo será la demanda de tener un blog. Entonces muchas irán atrás de eso "por moda- pero se les puede volver en contra si no están preparadas. Hagamos la prueba de entrar a los sitios y dejar un comentario en el formulario de contacto y a esperar la respuesta (tuve la oportunidad de trabajar en Familia Zuccardi y ver cómo Ana Amitrano, la gerente comercial, respondí­a en propia tecla los cientos de correos de clientes. Actitud muy valorada por los consumidores. Si Ana decide tener un blog seguramente será una gran experiencia de comunicación).

No sé cuántas tienen la agilidad de responder oportunamente y no con un simple "recibimos su correo y estamos evaluando su comentario". Si el formulario de contacto generaba necesidades de respuesta, el blog potencia esa situación y expone mucho más a la bodega ya que el cliente deja un comentario ante una entrada del blog y esos comentarios son públicos ya que cualquiera los puede ver.

Entonces, las bodegas deberí­an tener una estrategia web y luego ver si dentro de esa estrategia cabe la posibilidad de tener un blog. Y si se deciden viene la pregunta de cajón: "¿quién va a mantener el blog, che?"

Un caso argento: Una comunidad en pocas horas

Twitter es una suerte de mesa redonda donde todos al mismo tiempo dicen lo que están haciendo. Un Gran Hermano pero "tipeando" en lugar de "viendo". También podemos reducir y decir que serí­a una versión más enfocada (y más cool) que el clásico Messenger. "Wath are you doing" es el eje conceptual de esta aplicación que, según el sitio de Mariano Amartino, hace poco acaba de recibir 5 millones de dólares en su primera ronda de inversiones.

Cuenta Darí­o Gallo en su blog sobre el nacimiento de Tuitiar, la primera comunidad de aficionados a esta forma de comunicación: "Ayer (22/07/07), a las 12.06 de Buenos Aires y 17.06 de Madrid, le comenté a Pablo (Mancini) la intención de hacer un directorio (palabra vieja dice él) de twitter Argentina. Ya tení­amos experiencia de armar virtualidades online, pero esto fue más rápido. Hoy a la mañana ya estaba tuitiar en acción. Y tal vez a medianoche ya haya cien twitteros anudados". Al momento de redactar esto ya han superado los 200. Muchos de esos nunca habí­an oí­do de este programejo.

¿Por qué es importante relacionar esto con nuestra bebida?

Las bodegas deben pensar que Internet es otro mercado, con otros códigos. Un mercado donde todo es más express que el reparto de una farmacia.
Pero de todas las cosas que suceden dí­a a dí­a en la red, hay algo que merece analizarse: las comunidades o redes sociales. Tal como sucedió con Tuitiar, las comunidades se generan en pocas semanas o en horas. Son grupos de personas que algo las une y que alguien dio el primer paso para que se armara esa gran bola de nieve. Pueden ser 200 o miles. Sitios como Twitter, Lastfm, Facebook o MySpace son plataformas que brindan todo lo necesario para que la gente se siga, se reúna en torno a algo. Un algo que puede ser compartir un mismo estilo de vida, escuchar la misma música o simplemente conocerse. Los que son capaces de generar comunidades son como esos amigos de la adolescencia a quienes sus compañeros lo siguen a morir. Por eso no es un dato menor que un periodista de Noticias en Buenos Aires y su amigo en Madrid hayan levantado la mano y en pocos dí­as lograron reunir a más de 170 personas desconocidas entre sí­. Me pregunto entonces si las bodegas no deberán mirar más de cerca a los Gallos o Mancinis que no son wine-periodistas pero que tienen la habilidad, posibilidad, reconocimiento y convocatoria para generar comunidades. Es muy habitual invitar a periodistas a las bodegas para que conozcan la propuesta. ¿No habrá que pensar en estos referentes de la web, en un Piscitelli, en un Amartino o en otros bloggers?

La web, señoras bodegas grandes, medianas y boutique, no es sólo la página web.

Pablo Bicego
HILERA
pbicego@gmail.com