El aprovechamiento del excedente vinícola de la UE podría impulsar el escaso desarrollo de este combustible ecológico. La Unión Europea (UE) abría recientemente una subasta para vender excedentes vinícolas de Francia, Grecia, Italia y España; en concreto 653.381 hectolitros. La novedad consiste en que los responsables europeos pretenden que se destinen a la fabricación de bioetanol, por lo que sólo podrán pujar productores de este biocarburante, y no cualquier fabricante, como hasta ahora. En el caso de España habrá puja por tres lotes de 50.000 litros, y en principio, los dos únicos productores que cumplen los requisitos son Acciona y Abengoa.

El año pasado, la ministra de Agricultura de la Comisión Europea, Mariann Fischer Boel, presentó cuatro opciones para revisar el sector vinícola de la UE y estableció el mes de julio como fecha límite para la elección de una propuesta de reforma definitiva. Fischer se ha posicionado a favor de la abolición del actual sistema de "destilado de crisis", y ha criticado en reiteradas ocasiones a la industria del vino comunitaria por su excesiva dependencia de este sistema "a expensas del contribuyente".

Por ello, a través de esta subasta, los responsables comunitarios pretenden matar dos pájaros de un tiro, como se explica en el Diario Oficial: "Se debería organizar un procedimiento de subasta para la venta de vino para uso exclusivo de bioetanol en el sector del combustible (...) con vistas a reducir las reservas comunitarias de vino y asegurar los suministros."

Nueva planta de bioetanol de vino
A finales de enero se inauguraba la primera planta de bioetanol de España que se alimenta exclusivamente de alcohol procedente del vino. Promovida por Acciona Biocombustibles y varios inversores, está ubicada en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), sobre una parcela de 15.000 m2 en el Polígono Alces.

Las instalaciones de esta planta cuentan con edificio de oficinas, sala de control y laboratorio; una nave de proceso; instalaciones auxiliares; ocho depósitos de almacenamiento con una capacidad total de 8.400 metros cúbicos; y un cargadero de camiones cisterna con tres isletas. Sus responsables han invertido 8 millones de euros en la planta, una cantidad "moderada para empezar a conocer el sector", afirman.