Cada cual tiene sus admiradores y detractores, aunque, por regla general, el consumidor de bebidas alcohólicas suele alternar entre ambas según la ocasión. En apenas unas lineas, te explicamos la diferencia principal entre las bebidas fermentadas y las destiladas.

Bebidas Fermentadas
La fermentación es un proceso natural mediante el cual un fruto o grano (uva, manzana, cebada) se transforma en bebida alcohólica. Este proceso requiere determinadas condiciones físico-químicas y la presencia de bacterias-levaduras que transforman el azúcar de la fruta en una serie de sustancias, entre ellas el alcohol etílico o etanol. Su contenido de alcohol es más bajo que otras bebidas, en este grupo están: el vino, la cerveza y la sidra.

Bebidas Destiladas
Se obtienen destilando una bebida fermentada mediante un proceso artificial. Este procedimiento consiste en separarás fijas, enfriando luego su vapor para reducirla nuevamente a líquido. De esta forma puede aumentarse la concentración del alcohol puro. En este grupo están: el whisky, el ron, el brandy, la ginebra, los licores y los agua-ardientes.