Por Cristi Espinar. Marketiza. Según estudios recientes publicados por la Federación Española del Vino, para la mayorí­a de los jóvenes españoles el vino se inserta en la cultura e idiosincrasia de nuestro paí­s. El vino tinto es el "articulador"principal de tal integración por cuanto se constituye en el "referente"de la categorí­a. Por lo general, los jóvenes no se consideran unos "entendidos"en vino. La idea o imagen que tienen del producto viene marcada por su singular organolépsia (sabor, color y olor) en relación a otras bebidas y por su condición de "saludable".

En relación a otras bebidas, existe un carácter diferencial del vino, su consumo se deja notar con claridad en las celebraciones hogareñas y en las comidas familiares. Y también lo hace en los momentos especiales fuera de casa que constituyen otra de las situaciones en las que el vino juega un papel relevante.Así, el vino aparece vinculado a las ?citas románticas?de los jóvenes españoles, las celebraciones especiales, las cenas en restaurantes y las comidas con clientes. El afecto, el compromiso y las relaciones que socialmente importan, acercan el vino a los jóvenes españoles.

El joven piensa que vino es para disfrutarlo. Desde esta perspectiva, tiene pocas concomitancias con las bebidas espirituosas o bebidas de alta graduación. La posición estimulante de éstas les aleja del vino.

Los jóvenes se inician en el consumo de vino a partir de las celebraciones y los rituales familiares. Después, el vino va entrando en sus vidas en paralelo con su proceso de maduración como adultos y va a funcionar como "vínculo de unión" en las relaciones afectivas y sociales maduras.

Esta posición excluye el consumo cotidiano de vino. En lo cotidiano son los refrescos, el agua envasada y la cerveza los tipos de bebidas que se manejan habitualmente.En consecuencia, y dado que el vino entre los jóvenes goza en general de una buena imagen, ellos mismos demandan del producto un mayor acercamiento a sus formas de vida, a través de la información e innovación de productos.

Cristi Espinar

Marketiza