Un estudio sobre el "Patrimonio Artístico del campo de Cariñena y sus vinculaciones con la cultura del vino" fué presentado por el Presidente de la Denominación de Origen de Cariñena, Santiago Begué, el libro Arte, Vino y Viñas: la cultura del vino en el Patrimonio Artístico de la DO Cariñena.

 

La obra no pretende "ser una guí­a turí­stica aunque sí­ realiza un recorrido sobre el patrimonio histórico y cultural esbozando piezas caracterí­sticas del arte en relación con el vino de los pueblos que conforman el campo de Cariñena", explicó David Almazán, uno de los autores del libro. En sus más de doscientas páginas, se ofrece documentación e imágenes de la historia del Campo de Cariñena, de la trayectoria de sus bodegas y de su evolución "desde tiempos inmemoriales", señaló Begué. Además, recoge los testimonios del paso del tiempo en iglesias, en su mayorí­a del arte románico, y municipios, así­ como de las instalaciones de las propias bodegas. "En realidad, el campo de Cariñena dispone 10 o 12 bodegas que son dignas de visitar, ya sea por su arquitectura como por su vino", confesó el presidente de la DO Cariñena.

Las iglesias que se han convertido en herramienta de estudio de la cultura del vino, aunque la obra no quiere anclarse en el pasado por lo que también realiza una investigación sobre la evolución de la industrialización de las bodegas y su relación con la arquitectura. "Sobre todo hemos encontrado columnas salomónicas que contiene sí­mbolos relacionados con la cultura viní­cola", explicó el autor. También se realiza un exhaustivo estudio sobre las etiquetas del vino que son "un sí­mbolo de modernidad, ya que actualmente el diseño gráfico o la publicidad también se han convertido en un arte". Como colofón final, la obra contiene un decálogo de buenas intenciones con el que se pretende cuidar y potenciar este patrimonio cultural.

El acto de presentación, que se celebró en la Diputación Provincial de Zaragoza, contó el diputado provincial y alcalde de Almonacid de la Sierra, Francisco Compés, la secretaria general de Cajalón, Carmen Bartolomé.

Se trata del tercer libro del convenio de colaboración que se firmó hace tres años entre la DO Cariñena, el Instituto Fernando El Católico de la Diputación Provincial de Zaragoza y la Facultad de Filosofí­a y Letras de la Universidad de Zaragoza. Además, esta publicación coincide con el 75˚ aniversario de la denominación. Anteriormente, en 2005 se editó Viñas, tierra y bodegas, de Sescún Marí­as, y en el 2006 La Fiesta de la Vendimia como escaparate de las transformaciones económicas y sociales de un viñedo, de Elena Garcí­a.