Esta comarca vitivinícola nace de la fusión de otras dos zonas: la Ribera de Salamanca y el entorno de Fermoselle (Zamora), espacios que coinciden con el discurrir del río Duero. Una de las curiosidades de los Vinos de Calidad de los Arribes del Duero es su sistema de plantación (gran parte de las viñas se sitúan en terrazas abancaladas), y la variedad de uva: la autóctona Juan García. Los vinos que se elaboran bajo esta mención son tintos (elaborados con un mínimo del 60% de la variedad Juan García, y con la posibilidad de incorporar la Tempranillo, Rufete, Garnacha y Tinto Fino); rosados (el 60%, como mínimo, de Juan García y/o Malvasía); y los blancos (al menos el 60% Malvasía). Localización: Provincias de Zamora y Salamanca. Extensión: 1.111 hectáreas. Variedades de uvas: En tintas, Juan García, Rufete, Tempranillo, Tinto Fino y Garnacha; en blancas, Malvasía, Verdejo y Albillo.

Viticultores: 734.

Bodegas: 11.

Producción en 2005: 2,8 millones de kilos.