El aroma de los vinos españoles inundó México. Provenientes de la Rioja,  Castilla, Alicante, Cataluña y de todas las regiones vitivinícolas llegaron para alegrar el paladar de quien los prueba. Un ejemplo son estos tintos de crianza.

Más de 70 empresas productoras se reunieron en la Primera Muestra de Productos Gourmet y Vinos de España, que se presentó en las ciudades de México, Monterrey y Guadalajara. Aquí los expertos mostraron al público como catar un vino.

Para hacer una cata primero es ver el color del vino, siempre tiene que exponerlo contra algo blanco, puedes ver la brillantez y la limpieza.

Ahora hay que girar la copa al revés de las manecillas del reloj para conocer la densidad del vino. oler los vapores que despide el vino es muy importante.
En este caso se perciben muchas frutos rojos, cerezas, frambuesas y también tiene un ligero toque de vainilla.

El último paso es probarlo y saborearlo. Los expertos también nos enseñaron a combinar los alimentos con los vinos, un proceso conocido como maridaje.

Son vinos que combinan muy bien, desde un simple aperitivo, un poquito de queso, unas aceitunas. Ya podemos avanzar en un poquito más en los embutidos, quesos, también pastas, podemos meternos en platos elaborados, luego ya las reservas como Torre Mayor., expresó Yolanda Piñero, de Viña Santa Marina.

Platillos que acompañados con una copa de vino tinto, rosado, blanco, de crianza, de reserva y grandes reservas se convierten en un manjar que difícilmente se podrá olvidar. Los quesos y chocolates también tuvieron su propio espacio en esta muestra.