Por Verónica Giuliani. Internacionalmente los argentinos somos reconocidos por el mate, el asado, el tango, Maradona y más recientemente por el vino, sobre todo por el malbec. La industria del vino hoy abarca diferentes países ubicados en distintos puntos del continente.

El vino es un protagonista presente en distintas situaciones y hoy hablar de vino con conocimientos sólidos es estar actualizado.

Quizás muchos extranjeros desconocen la ubicación geográfica de nuestro país o nunca se han preguntado por la idiosincracia de los argentinos o tampoco están seguros de la lengua que hablamos, pero sí están seguros de que Argentina produce buen vino.

La industria vitivinícola en nuestro país está evolucionando constantemente y hoy hablar de vinos es un tema obligado en todos los niveles. Cada vez más, el consumidor demuestra un interés especial por "escarbar" en todo lo que tenga que ver con esta bebida tan renombrada, que atrae gente diversa y que encierra un mística especial. Un mismo producto en sus diferentes formas, atrae gran cantidad de interesados en probar esta bebida. Algunos prefieren los blancos, (sobre todo las mujeres) se dice con frecuencia; otros los tintos con un buen asado, los más jovenes eligen los espumantes para disfrutar con amigos y algunos se atreven a probar un vino dulce con un rico postre. Lo cierto es que el vino se encuentra acompañando diferentes momentos y situaciones. Esta realidad se observa a diario y además se ve reflejada en los números que dibujan las estadísticas.

Actualmente el consumo anual per capita ronda en los 28 litros por persona. Según datos arrojados por el INV (Instituto Nacional Vitivinícola) el consumo por habitante en el mes de Marzo de 2007 fue de 2,38 litros en población total y 3,58 litros en población de mayores de 18 años. Lo que refleja un incremento del 2,28% con respecto al mismo mes del año anterior. Por otro lado las salidas de vino autorizadas para consumo en el mes de Marzo con 910.975,93hl., mostraron un incremento del 3,35 % con respecto al 2006. Se fraccionó en bodegas 902.226, 86hl. (99,04%) y se despacharon a granel con destino a plantas de fraccionamiento 8.749,07hl. (0,96%).Con estos datos se trata de dar un bosquejo en lo que respecta al consumo interno.

Las zonas vitivinícolas del país están repartidas entre diferentes provincias: Mendoza, San Juan (centro oeste), La Rioja, Catamarca y Salta (noroeste), Río Negro y Neuquén (Patagonia-sur-). Cada una con sus propias carcaterísticas en lo que respecta al suelo y el clima. En Mendoza la zona que ha adquirido gran importancia es el Valle de Uco, conformado por los departamentos de Tunuyán, San Carlos y Tupungato. Las tierras están ubicadas entre los 900 y 1200 metros sobre el nivel de la mar y se caracteriza por tener grandes brechas de temperatura entre el día y la noche, lo cual es muy favorable. Esta zona se caracteriza por la producción de malbec, entre otras variedades.

Argentina sin lugar a dudas tiene muchas ventajas y aptitudes para desarrollar una industria del vino con mucha calidad, ya lo afirmaba Michel Rolland en una entrevista realizada por la revista Ego Wines en el año 2003, en la cual decía: ?El potencial de este país, en lo que respecta a la industria del vino es asombroso; los distintos caminos que pueda tomar en futuros desarrollos es increíble. Quizás este potencial es más valorado por aquellos que están escapando de los regímenes de producción conservadores de los países productores de Europa. Si hay un lugar en la tierra, en donde se dan las condiciones óptimas para el desarrollo de una nueva industria del vino: clima, costos, suelos, recursos humanos, poca regulación de tipo burocrática, coexistiendo- ese lugar, amigo, es Argentina.

La cultura del vino ya es parte del ser argentino. Cada más son los interesados en aprender a degustar y apreciar un buen vino. Y en este sentido, llama la atención la cantidad de jovénes interesados. A partir de una bebida tradicional y milenaria como lo es el vino, se entrecruzan diferentes actividades: Ferias, congresos, eventos, restaurantes temáticos, wine bars, tours turísticos, curso de degustación,etc. El vino hoy es un personaje central y prestigioso, quien atrae muchas actividades comerciales y consumidores.

En lo que respecta la industria del vino Argentina está en constante evolución y avanza con pasos firmes. Es una actividad que está en constante transición, cambia adapatándose a los giros vertiginosos del mundo. Es por eso que es un tema tan interesante y atractivo para indagar e innovar.

Verónica Giuliani

argentina@lugardelvino.com