El salón internacional de la Alimentación y Bebidas, Alimentaria 2012, abre sus puertas este lunes hasta el jueves en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, y prevé recibir más de 140.000 visitantes profesionales, de los que 35.000 serán de fuera de España. El presidente de Fira de Barcelona y de Alimentaria, Josep Lluís Bonet, augura que el certamen alcanzará un impacto económico de entre 170 y 200 millones de euros, y ha erigido a Alimentaria como un escaparate de las pymes españolas y un trampolín para su internacionalización.

Alimentaria 2012, que por primera vez durará cuatro días, prevé contar con 4.000 empresas --1.300 extranjeras de 75 países-- y contará con 14 salones: 12 sectoriales y 2 territoriales --Pabellón Internacional y Pabellón de las Autonomías--.

Tras el éxito de la edición anterior, el salón cuenta con los nuevos pabellones 5 y 7 del recinto ferial, y dispone de 94.800 metros cuadrados de oferta comercial y de actividades destinadas al negocio, la gastronomía y la innovación.

En este último aspecto destaca el Alimentaria 'hub', un espacio que engloba las actividades de la feria dirigidas a potenciar el carácter innovador y multidimensional del sector para generar oportunidades de negocio y en el que se presentarán 200 productos.

Los Príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, inaugurarán el salón este lunes, acompañados del presidente la Generalitat, Artur Mas; el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat, Josep Maria Pelegrí; el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y el presidente de Fira de Barcelona y de Alimentaria, Josep Lluís Bonet.

INTERNACIONALIZACIÓN

Alimentaria ha aumentado un 20% su presupuesto de promoción exterior en una edición que cuenta por primera vez con la participación de Tailandia, Dubai y Suecia, y México es el país invitado especial de este año.

El salón dispone de réplicas en Lisboa y México, y Fira de Barcelona está trabajando para exportar el certamen al resto del mundo y, especialmente a países emergentes, como China, donde ya existen otros salones que serían competencia directa de Alimentaria.

Se da la circunstancia de que el último día del salón coincide con huelga general estatal del 29 de marzo, si bien la organización descarta que la convocatoria tenga afectaciones determinantes sobre el certamen, que prevé que transcurra con la mayor normalidad posible.

EL SECTOR AGUANTA EL TIPO

La producción de la industria de la alimentación y bebidas supera los 80.700 millones de euros, y el sector supone un 7,6% del PIB español, por delante de la automoción, las tecnologías de la información y la moda, a la vez que mantiene 450.000 empleados.

Asimismo, esta industria está creciendo en mercados tradicionales de la Unión Europea (UE), así como también fuera, en mercados como Brasil, sureste asiático y Turquía, donde las exportaciones están creciendo de forma notable.

FILOSOFÍA VERDE

Durante los días que dura el salón se llevará a cabo una campaña de recogida y reciclado, dirigida a expositores y visitantes y organizada por Ecovidrio, con la que se esperan superar los 16.600 kilogramos de residuos que se recogieron en la pasada edición y que equivalen a 49.800 botellas.

Así, cuatro patrullas compuestas por dos informadores irán recogiendo el vidrio que se genere en los salones Expobebidas, Intervín y Autonomías.

FUENTE: EuropaPress.