Debemos tener en cuenta que la cantidad de sangre que hay en el cuerpo humano está directamente relacionada con su peso. 

Normalmente tenemos 70 centímetros cúbicos de sangre por kilo de peso. Una persona de 60 kilos tendrá 4 litros y 200 mililitros de sangre, mientras que otra con 93 kilos llegará a los 6 litros y 510 mililitros, casi un 65 % más que la primera.

Tomando la persona de 60 kilos DOS copas de vino y la de 93 kilos TRES, ante una prueba de alcoholemia el índice de contenido de alcohol en sangre será MENOR para la que tomó TRES copas.

En cuanto a la composición de las partes sólidas, el 45 % es suberina, (que procede de células en las que la celulosa de su membrana ha sufrido una transformación química), 27% lignina, 12 % celulosa y polisacáridos, 6% taninos, 5% ceroides, el 5% restante ceniza y otros componentes.