Lo que antes era un residuo orgánico que no tenía más utilidad que nutrir la tierra, será utilizado por manos costarricense en la producción de aceite. Se trata de la cáscara de limón la que será procesada por una empresa, la cual exporta limón mesino a Estados Unidos y Europa. La idea es arrancar a mediados de abril con una pequeña planta que les permita extraer aceite de la cáscara de limón mesino. La idea surgió como consecuencia de las limitadas posibilidades de expansión que posee esta empresa puntarenense en cuanto al área de producción, la cual se calcula en 100 hectáreas. Esa limitación los llevó a solicitar apoyo al Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas para iniciar con los estudios necesarios que les permitiera procesar el aceite. Ese líquido a base de cáscara de limón tiene usos variados en el mercado entre los que destacó saborizantes, cosméticos y medicinas naturales. Cuando inicien la producción, se pretende colocar el producto en el mercado nacional para evaluar su calidad. Luego pensarían en la posibilidad de ofrecerlo a otros mercados.